Sabemos que un buen diseño pedagógico crea las condiciones de un resultado y un proceso más interesantes, productivos y satisfactorios. No es lo mismo un modelo pedagógico que otro. En unos modelos se tiende a generar reproducción, cooptación de lo conocido, y un mayor o menor sometimiento a los que saben. En otros modelos, más participativos, se trata de desarrollar personas y grupos que no sólo experimenten lo conocido, sino que hagan como decía uno de mis maestros: “devolver mejorado lo que recibimos”.

Leer más