“La patronal francesa financia en secreto a los sindicatos para facilitar sus relaciones”. Sabíamos que había sindicatos amarillos, sabíamos que algunos sindicalistas se vendían en momentos críticos, sabíamos muchas cosas, pero mire por donde, a los patronos del metal francés les ha interesado “untar” a los sindicatos del mismo sector para “fluidificar las relaciones sociales”.

Leer más

¿Sirve para algo mi indignación ante la explotación? Creo sinceramente que sirve de poco, quizás sólo sirve -si vale- para autojustificarme, pero no he dejado de indignarme ante el espéctáculo lamentable de tantas y tantas explotaciones, discriminaciones, dominaciones, …… y sinrazones. Por si acaso, si pinchas el título, puedes ver el mensaje que contiene. Ahí queda, aunque sólo sea como recuerdo.

Leer más

La indignación y la energía se han fundido en mí en estos primeros días de enero. Me siento indignado. Tengo la impresión de que nos cuesta o no queremos o tal vez no sabemos hablar claro. Y si lo haces, parece que se corre un tupido velo en torno a ti, que de pronto eres una vez más políticamente incorrecto. No me importa tirarme a la piscina, mi mostrar mi indignación. Un maestro me dijo alguna vez que la indignación es un buen principio para empezar a cambiar. Empleo e inflación son temas sociales y culturales, fruto de relaciones sociales básicamente indignantes: empleo insuficiente y de poca calidad; inflación siempre. ¡Qué empleo! ¡Qué inflación!.

Leer más