Este post fue escrito en diciembre de 2007, hace dos años y un mes, un poco antes de que se hiciera oficial la gran recesion en la que estamos metidos. Me gusta recordar algunas cosas ….. Lo cierto es que el pronostico oficial sigue siendo que se empezara a recuperar el empleo a finales de 2010, de este proximo año. Mis previsiones no son tan optimistas. Pienso que antes de mediados de 2011 no empezara a equilibrarse en terminos sociales el proceso recesivo. Tal vez tenga que recordarlo dentro de otros dos años, a finales de 2011. Recuperar el millon y medio de empleos netos que hemos perdido es mucho y se tardara mas de ocho o diez años, si las coyunturas internacionales acompañan.

¿Crisis?
Domingo, 2 Dic 2007
Mal que nos pese, se avecina. No es una paranoia de economista, tan propia de nuestra profesión. Son los datos que poco a poco invaden nuestra cotidianiedad. Una crisis que se ha iniciado en el motor, uno de los motores de los últimos años, la construcción y por otro lado, la ampliación del tiempo de los créditos, la “huida hacia adelante”, adelantando el consumo sobre la renta disponible. Los otros motores son más internacionales: la guerra de Irak que ha mantenido la tensión productiva en los USA y los países emergentes, especialmente China que “han tirado fuertemente del carro”.

Bien, los dos primeros motores están en recesión. Se contratan menos hipotecas, se construye menos, se empiezan a llenar las ventanas de ofertas de pisos de segunda mano. Por otro lado, los bancos ajustan sus condiciones, porque tienen miedo a un aumento exponencial del riesgo y de que las familias no puedan hacer frente a sus posiciones endeudadas. China sigue bien, pero menos, y tenemos que suponer que después de los Olímpicos de 2008 empezará un descanso de su ritmo. Suele pasar después del gran esfuerzo que suponen la organización de unos Juegos, en realidad, adelantamos nuestro trabajo, lo concentramos y luego tenemos que empezar a descansar. Esta claro que la guerra de Irak está a las puertas de su final, y que no es posible una nueva aventura estadounidense, porque parece más que factible que sean ahora los demócratas los que ocupen la Casa Blanca. No es que sean inmunes a las guerras, pero precisamente van a subir a la presidencia por el exceso de guerras y tensiones del gobierno actual.

En definitiva, 2008 es el punto de inflexión. Imagino que será en la primavera o el comienzo del verano cuando se empiecen a notar los efectos, siempre que no sean sorpresivos, aunque pienso que no va a ser así. El espectáculo solo se suele producir en la bolsa, y la bolsa lleva un año haciendo picos cada vez más profundos, lo que significa que “las cosas no están nada claras”. Y no lo están desde hace meses.

Me preocupa que ahora precisamente empezábamos a vislumbrar una cierta sensibilidad respecto a la innovación, y puede ser que todo se difumine, porque ya sabemos cuando las cosas no van bien, lo primero es lo primero, y está claro que la innovación no es lo más urgente, aunque seguro es lo más importante. Siempre quedan resquicios, pero las cosas avanzarán más despacio, si cabe. Los que propugnamos nuevas estrategias y métodos de innovación sentiremos como nuestros programas y proyectos quedan algo o más marginados. Siempre ocurre.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.