Un poco de detenimiento y pensamiento para reflexionar o recordar internamente esta frase:

“Regla general: sólo se puede convertir a aquellos que sienten la necesidad de ser convertidos, a aquellos que ya llevan en sus instintos o en la miserias de su situación, sea ésta exterior, sea interior, todo cuanto deseáis darles. Nunca convertiréis a aquellos que no experimentan la necesidad de cambio alguno, ni aún a aquellos que, aunque deseosos de salir de una situación que los aflige, se sienten impulsados, por la índole de sus hábitos morales, intelectuales y sociales, a buscar una situación mejor en un mundo que no es el vuestras ideas”

Leer más