Los marineros en mi tierra le llaman “salsa” y la mar (femenino). Los franceses también utilizan “la mer” y el mundo se divide entre los que “la hacen femenina” o “lo hacen masculino”. El futuro está en el mar, igual que nuestro origen.

Leer más