“Nunca la ciencia llegará al último término ni dirá la última palabra. ¿Debe ello desesperarnos? Al contrario. Si la tarea fuese limitada, muy pronto enfriaría el espíritu del hombre, que de una vez por todas, dígase o hágase lo que fuere, nunca se siente tan feliz como cuando puede romper y salvar un límite” Dice Bakunin en La Libertad

Leer más

Es difícil encontrar en la ley Wert rastros de algún proyecto o pedagogía del siglo XX o XXI o aún del XIX …… ni siquiera se lo propone, y en tanto no lo hace, no es más que regresión y una antigualla antes mismo de conocer su práctica, que evidentemente será lamentable y aumentará aún más la confusión en las aulas y en los espacios de aprendizaje.

Leer más

Hacer cosas es la base para aprender, hacerlas y luego incorporarlas a nuestro conocimiento. Además, nos sentiremos más alegres y optimistas haciéndolas que memorizándolas en un libro o escuchando a un profesor. Es más, la misma práctica nos incitará a hacer nuevas hipótesis y alternativas de trabajo y tal vez favorezca la innovación, tanto en las formas como en los contenidos. Se aprende haciendo, y mejor haciendo en grupo. Todo se enriquece con la aportación de más de uno y con la compartición social de lo que hacemos. Al tiempo, esa sociedad inmediata revisa nuestros pasos y les aporta calidad.

Se puede aprender sólo estudiando y repitiendo, pero es más lento y más ineficaz y menos social.

Leer más

La ley wert-¿edero? es probablemente la más regresiva que se ha ideado en la pobre democracia de los últimos treinta y tantos años. Me siento como Groucho Marx cuando afirmaba: “He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso”. Para deglutir toda esta regresión, la sociedad española va a tener que darse un gran descanso, porque es como si volviésemos a lo más “selecto” de los años franquistas.

Leer más