Lo malo de los que somos en alguna medida paranoicos es que vemos fantasmas anticipadamente y dónde no los ha habido. Hay algunos que en ocasiones se convierten en paranoicos perdidos. Este parece ser el caso de ese personaje -en mi opinión, poco recomendable- que es el entrenador del Madrid, que no quiero ni nombrar. Parece un caballero cruzado, de esos que iban a por todas, en plan cruzada global a la conquista de Jerusalen y de las “tierras santas”(sic). Un personaje así ve fantasmas o mejor, los exagera, y en el proceso “arrasa” con todo lo que está a su alrededor y no es de la misma bandera, que en realidad es la suya propia y nada más, porque los que están de su lado tienen que asumir que la bandera es él.

No tiene sentido que para justificar su mal trabajo, su mal planteamiento, y la poca efectividad de su “anti-futbol” que más parecería de un equipo de tercera división jugando con un grande en una eliminatoria de copa, que de un equipo que se ha gastado -innecesariamente- medio millar de millones de euros en tener una plantilla impresionante, pero con un dirigente global enloquecido en su narcisismo y su desconocimiento de aquello en lo que trabaja, el futbol. Alguno ha dicho que nunca habla de futbol y es verdad, siempre habla de otras cosas …. pero no de futbol. Ahora bien, sabe contener a un equipo de mil millones de euros en su campo durante tres cuartas partes del tiempo, defendiendo fuerte y a veces, agresivo, y sin hacer más que tirar faltas e intentar ganarlas por salto, y así durante todo el partido. Ni siquiera se puede justificar que lo haya aprendido en Inglaterra cuyo futbol histórico era eso, patadón al delantero centro y ya veríamos en segunda jugada, pero el hombre ha mezclado lo peor de cada casa y ahora lo practica en Madrid, evitándonos a todo el mundo degustar un deporte tan singular como maravilloso como es el futbol. Porque, imaginemos que el Madrid jugara a lo que tenía que haber jugado y el Barça a lo que jugó, pero con más dinamicidad, ¿vieron el primer tiempo del Porto-Villarreal, pues igual, pero mucho mejor, porque son todavía mejores los que estarían en el campo de juego? Yo deseo que jueguen, que juegen, porque saben jugar. A un tipo como CR que quiere participar no le puede gustar estar todo el partido detrás del balón, y viendo como lo pasan bien los de enfrente. Tampoco a Ozil o a Di Maria o a Xavi Alonso o casi a cualquiera del Madrid, excepto alguno de los que se identifican mejor con el entrenador, como el Pepe que no debía jugar en un campo de futbol.

He jugado suficiente al futbol para saber que te defiendes sólo si no eres capaz de jugar ni de hacer nada, y eso casi nunca ocurre, sólo entre un equipo de regional y uno como el Madrid y el Barça. A los jugadores les encanta jugar, y si no juegan, no disfrutan, y si no disfrutan, no están motivados, y si no están motivados, las cosas no van bien para nadie.

Tengo que reconocer que me ha gustado que ganara el Barça porque evidentemente juega mucho mejor al futbol y hacen “futbol-asociación”, es decir, saben ser un grupo, un equipo, y en el Madrid sólo -por desgracia- pueden ser acciones individuales, que a veces se combinan bien, sólo eso. El Madrid necesita un entrenador como Del Bosque, por ejemplo, porque como está lleno de “estrellas” que se comportan como únicos, sólo un tipo como el seleccionador o parecido es capaz de hacer trabajar su mano izquierda, como ya hizo cuando estuvo de entrenador.

Y es que nunca la línea recta es la que te lleva mejor a un objetivo, es preciso combinar. La homogeneidad sirve, pero hasta cierto punto. Hay un momento en que hay que fusionar, hay que mezclar, hay que combinar, hay que conocer al propio y al otro, y respetarlo …. Si eres un homogeneo o un forofo, o un patriota de lo que sea, o un superespecialista de cualquier cosa, acabarás faltando al respeto a los que saben, y saben porque aplican, obtienen y satisfacen, todo el tiempo. Ya lo he dicho recientemente, primero la calidad y la satisfacción, luego la cantidad y los resultados …. y el que no sigue la regla …. puede ganar alguna vez, pero siempre será nada más que eso, un tipo que ha matado para ganar …. ¿terrible, no?

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *