Recuerdo muy bien la sorpresa que recibí la primera vez que contemplé la plaza de Yemaa el Fna. Me quedé alucinado. Seguro que no es ni mucho menos la única que podría sorprenderme, ni tampoco será la más exótica, pero yo quedé con la boca abierta. Una plaza tan inmensa, tan ruidosa, tan heterogénea, tan ……. Lo cierto es que Marraquech es un lugar único.

Hoy también me quedé de piedra con la noticia sobre la explosión en un café que casi todo turista visita y que te permitía contemplar en su amplitud la famosa plaza.

yemaaelfna.jpg (Las fotos no hacen honor al ambiente de Yemaa el Fna)

El objetivo no sé si era “cargarse el proceso democrático”, pero lo cierto es que ya nada será igual en esa plaza … aunque a fuer de sincero tengo que decir que la última vez que fui a Marraquech “ya no era la misma plaza”, el turismo y el oportunismo “la habían ido enterrando”, como ocurre con tantas cosas ….. Si no las conoces, y ahora las ves por primera vez todavía te pueden asombrar, pero si la has visto antes ….. siempre empeora. Me ha pasado con muchos sitios donde he repetido, como Salvador de Bahía o Puerto Plata o la misma Habana, por citar sitios de gran significación para mí, pues he vuelto, y por tanto, la primera vez me ha encantado.

En todo caso, lo siento como ciudadano del mundo, como “terraqueo”, una agresión más a la humanidad o a la naturaleza o a ambas. Las agresiones nos hacen retroceder años. Hoy pensaba por asociación de ideas en los males que nos ha traído el 11-S, y por supuesto, las guerras por la guerra que se han emprendido, y que ahora parecen todas “males endémicos”, y donde nos tenemos que conformar, una vez más.

Por cierto, ¿no os parece que el sistema educativo especializado nos está día a día haciendo más subordinados y conformistas, como si todas las energías las hubiéramos dejado en conseguir el título que nos dieron en su momento?.

Item más, ¿no os parece que hasta el lenguaje de la agresión está más y más con nosotros? Lo digo porque hasta Guardiola ha hablado de agresividad para resaltar las “virtudes” de su equipo en el Bernabeu …. al menos me resulta sospechoso. Que lo diga Mourinho, ya que es su lenguaje, lo entiendo, pero que lo diga hasta Guardiola, me parece que hay que empezar a preocuparse, también de nuestro lenguaje.

Y ¿por qué saco yo estas cosas? -podría justificarme diciendo que por asociación de ideas y todo eso, pero no voy a hacerlo-: ¿a cuento de qué vienen? Para mí está claro: no es posible vivir armoniosamente en un mundo en continua agresión, y por tanto, innovar sólo remite a una palabra, una palabra que finalmente tiene poco sentido y contenido, porque no queremos innovar, queremos matar, queremos agredir, queremos ser más agresivos y …. por desgracia, por supuesto, lo somos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *