El mundo del Este es como el mundo de la madre, aquello que es fundamento y da solidez. Son las bases sobre las que se asienta el modelo. Precisamente lo que he dado en llamar las tres Ces: Cliente, Calidad y Comunicación, que a su vez se relacionan y reproducen de forma ampliada la cuarta ce: Conocimiento.

Diapositiva63.JPG

Dicen unos expertos en puntos cardinales que el Este tipicamente es: orientación a la Calidad, Enfocado y tenaz, organizador, industrioso y responsable, tradicional y conservador, serio y reservado; y que en los extremos, el Este pùede llegar a ser perfeccionista, inflexible, obsesivo, ritualista, etc.

El Este de mi modelo se representa básicamente por la primera Ce: Cliente, que tiene muchas de esas características y aún otras. Pero se hace acompañar por el Nordeste y el Sudeste: Calidad y Comunicación. Juntos son la columna vertebral sobre la que se articula la innovación. El Cliente es el para qué, la Calidad es el qué, el cemento, que consolida el proceso, la Comunicación es el cómo, el dinamizador del proceso.

photo.jpg

El Este es por donde nace el sol. Japón se autodenomina “sol naciente”. El sol naciente rompe con las brumas de la mañana, confiere luz e irrumpe en nuestra vida levantando nuestras conciencias, dándoles nuevamente luz y sentido. Es la madre que nos despierta, es la pereza de volver a empezar. Donde el sol se levanta en el mar, se levanta viento, que llama la atención para despertar. En donde se levanta en tierra, tarda en salir, la bruma lo tapa y su presencia no suele ser tan viva, sino que es preciso esperar a que poco a poco disuelva el rocio de la mañana. Hay un despertar vibrante, y hay un despertar suave, como de paso. El despertar vibrante parece que toca “diana”, y todos a formar. El suave es como una madre acogedora que te llama “Roberto, vete levantándote, que ya es un poco tarde”. Igualmente hay despertares más extremos y otros más melosos. El Este no es igual para todos. Tampoco para la Innovación.

tree_example_ir.jpg

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *