“La libertad, la moralidad y la dignidad del hombre, dice Bakunin en “Dios y el Estado”, consisten precisamente en esto: que hacen (los hombres, claro) el bien, no porque les es ordenado, sino porque lo conciben, lo quieren y lo aman”

Seguro que me dicen, está bien dicho, pero …. es Bakunin, pues si, probablemente no lo percibiríamos igual si no fuese Bakunin, que es parte del legado de la humanidad, y como de otros muchos legados, los apartamos de nuestro camino por no estar “legalizados” por el poder dominante, igual que en la época de la Inquisición, listas negras.

Lo contrario sería que hacen (los hombres, claro) el mal porque alguien se lo ordena, sea una iglesia o un Estado.

Entradas relacionadas

8 comentarios en «Amar la libertad»

  1. En general, la libertad del Estado capitalista es ordenada, autorizada, obligada. El Rousseau nos la jugó con su famoso contrato social. Hasta en muchos países es obligatorio votar, y si no haces, tienes que pagar una multa o sufrir algún tipo de discriminacion laboral o legal. Una libertad obligada no es realmente más que una libertad condicionada, ¿a quién le gusta que le manden cualquier cosa, en este caso, ser libre? Muy fuerte.

  2. No, no hay, ni a nadie nos han pedido nuestra opinión, sobre el contrato social por el que los Estados hasta nos obligan a ser libres, a su modo. Nunca nos han preguntado, ni nos preguntaran. El aparato estatal es más necesario (sic) en la medida en que hace a muchos funcionarios a su servicio ….. en el fondo, ha ido adquiriendo tanto poder que no podemos prescindir de él y sus funcionarios, los llamados burócratas, regulan nuestra vida y sin preguntarnos casi nada y como mucho cada cuatro años.

    No, no, el Estado no puede quebrar, sería una gran debacle para todos los que dependen de su poderío. Si quiebra, que haríamos con toda esa gente. El sistema capitalista cada vez necesita menos mano de obra para seguir creciendo. En general, sobramos. ¿Qué sería de nosotros sin el Estado.¿y qué sería del Estado sin nosotros, sus “sujetos pasivos”? No es un invento mío. Lo inventaron los recaudadores de impuestos, nos llaman sujetos pasivos, no les bastaba con que fuésemos o estuviésemos sujetos, también teníamos que estar bien, bien pasivos. El ideal: subordinados

  3. Depende de quien responda, depende de su estado de animo, depende de los datos disponibles, también de los acontecimientos inmediatos, ….. Hay mucha gente que necesita mas policía, y aún así nunca se sentirá protegida. Hay quienes dicen que la mejor protección es ninguna: si te proteges alguna razón tendrás. Tal vez los que se sienten menos protegidos sean los que tienen algo, no mucho, pero algo, un poco que perder. Muchas veces parece que son ricos-ricos en vez de poseedores de una mínima propiedad. Los más protegidos suelen ser los más agresivos. ……..

  4. Sin duda, estamos mucho más vigilados s que lo estuvieron mis abuelos. Hay cámaras de vigilancia por todos los sitios, y la mayoría de la gente, o no las ve o le parecen bien, con lo que todos los días se instalan más. Cada vez nos parecemos más a un estado como por ejemplo, el de Ray Bradbury en Farenheit 451.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *