4 comentarios en «Cambio»

  1. Perder a una madre, perder a un padre, perder ….. la vida esta llena de pérdidas, de grandes pérdidas, que hemos de ser capaces de superar. El cambio está continuamente presente en nuestras vidas. Es tan emocionante vivirlo, aunque suponga una gran transformación en tu vida y una gran desgracia. Mis padres me ayudaron a ser lo que soy, me apoyaron, me educaron, me dieron todo, y al final, “me obligaron” a ser yo ….. que hubiera tardado mucho más si no se hubieran muerto tan pronto -siempre nos parece pronto la muerte de los seres queridos-. Ser yo no es tán fácil y muchas veces todavía no sé quién soy, pero lo sigo intentando. Ese camino hacia el “conocerse a sí mismo”, ese camino imposible e inacabable, es realmente un continuo cambio que en el fondo es un gran placer. No sé si como dice Marco Aurelio, un placer de la naturaleza, pero es un placer …. y mirar todavía, siempre, hacia adelante, hacia horizontes más plenos de esa vida, que aunque tengas muchos años, sigue, y te rodea, y la disfrutas …. o al menos quisieras, disfrutarla tan plenamnete como pudieras.

  2. Puedes haber sido un hijo agradecido y siempre pensar que tus padres hicieron muchas cosas por ti y que sin ellos ….. pero cuando no están, eso se acentúa y descubres otras muchas cosas que ahora echas en falta, porque no están, aunque realmente están reapareciendo en tí mismo.

  3. Mis padres fueron extraordinarios siempre, también antes de dejarnos. Pero cada día lo son más, y no sólo por la ausencia, sino por los matices -que son los auténticos aprendizajes- que me han dejado y que ahora tengo más posibilidades de comprender y de refrendar en mí. He escrito muchas veces sobre mis padres …. pero nunca acabas de escribir lo que ellos fueron y son. Mi mortal agradecimiento, existirá mientras los siga viendo en mí mismo.

  4. No estoy demasiado de acuerdo con Marco Aurelio de que el cambio sea el placer de la naturaleza, no sé en que condiciones de entorno y de su vida escribió eso, pero así no me engancha. Porque el cambio, en mi opinión, ha de ser más suave de lo que es, más dulce. A eso le llamo autoaprendizaje o innovación …. y hasta he afirmado -y lo confirmo- más de una vez que el cambio es un fracaso para la convivencia, para la vida y para el ser humano. Cuando se produce, hay que afrontarlo, pero no es ni es placentero ni es un placer ….. es cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *