La ley wert-¿edero? es probablemente la más regresiva que se ha ideado en la pobre democracia de los últimos treinta y tantos años. Me siento como Groucho Marx cuando afirmaba: “He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso”. Para deglutir toda esta regresión, la sociedad española va a tener que darse un gran descanso, porque es como si volviésemos a lo más “selecto” de los años franquistas.

Leer más