El otro día …. (Grupo o equipo)

El otro día se me ocurrió una comparación que supongo es obvia, pero no lo es tanto. El Barcelona juega como un grupo; el Madrid, en el mejor de los casos, como un equipo.

En los grupos lo que predomina es la horizontalidad, la democracia, el intercambio de roles, la rotación de papeles, el sentimiento de que estamos en el mejor sitio, la sensación de que podemos equivocarnos, pero también tenemos muchas probabilidades de no equivocarnos, y muchas más cosas.

Sin embargo, los equipos tienen líderes, más o menos fuertes, normalmente, muy fuertes, indiscutibles, indiscutidos, y hay una sucesión de líderes …. por si es necesario el recambio, pero igual que en los equipos de baloncesto, en los últimos minutos se “carga la responsabilidad” en el líder del equipo, quién seguro que puede resolver con mayor facilidad, dado que se le supone mejor. Esto en baloncesto, teniendo en cuenta que sólo juegan cinco, es casi posible, y un Jordan cualquiera puede ganar un campeonato. La única posible pega es que se lesione, o que se aburra o que no esté motivado.

Por el contrario, el futbol es un juego muchísimo más complejo que el baloncesto. El campo es muchas veces mayor, el número de jugadores es 11 en lugar de 5 .-y teniendo en cuenta mi fórmula de que cuando aumentamos uno, las cosas se hacen el doble de complejas- lo cual nos llevaría a dos elevado a cinco por 5 como resultado, creo que unas sesenta y tantas veces más complejo. Entonces, los líderes se empiezan a perder … un líder casi nunca resuelve un resultado, a no ser que trabaje con los otros, y los haga colaborar …. cosa difícil cuando hay líderes potentes, porque estos mismos provocan el enfrentamiento, por el temor que les produce que otro líder pueda surgir y quitarlos de enmedio.

Total, que sólo jugando contra equipos malos, y no siempre, el modelo “equipo” puede ser o parecer ser eficiente y rentable. En cuanto se enfrenta a alguien de “su talla”-ahora bien, no es fácil combinar un grupo, y normalmente el equipo se enfrenta a otros equipos que trabajan como equipos, con sus líderes correspondientes y todo eso-, el equipo empieza a diluirse como un azucarillo, sobre todo, si se enfrenta a un grupo.

El grupo puede salir por cualquier sitio, puede ser liderado por cualquiera, y puede participar mucho más colectiva y grupalmente que el equipo, que está a instancias del líder o de sus segundos en su caso. Igualmente, el entrenador, o sea el líder externo y organizador, es igualmente grupal frente al liderazgo de ataque-fuga propio del entrenador del equipo. En definitiva, sólo una vez entre cuatro o cinco, el equipo gana al grupo. Cuando el grupo se concentra en la tarea, el equipo se diluye ….. desaparece …..

Y es lo que parece que está pasando con el Barcelona y el Madrid. El Barcelona, aunque no siempre, tiende a jugar como un grupo, con intercambio de roles, con liderazgos compartidos, con buenos sentimientos entre ellos, con afán y ganas de hacerlo mejor …… En tanto, el Madrid está superliderado por dos líderes que no permiten que nadie les levante la voz: Mourinho y Cristiano, una pareja indiscutible.

El domingo veía un resumen del partido entre el Madrid y el Osasuna, y Cristiano según le llegaba el balón intentaba un tiro, sin mirar a ninguno de sus compañeros, que en muchos casos estaban en mejor posición que él. Nadie se mete con que haga eso, porque es un líder de un equipo de ataque-fuga, indiscutido, indiscutible, y los demás, sólo son acompañantes, aunque sean grandes jugadores ….. no son más que acompañantes ….. Es más cuando uno de ellos consigue un gol … no suele ser celebrado por el líder, porque en realidad “el gol le correspondía a él” y un compañero “se lo ha quitado”, “le ha quitado pantalla”.

Lo mismo ocurre con el entrenador que en vez de hablar de futbol o analizar los partidos, se queda con aspectos secundarios o curiosos, pero no propios de alguien que se supone entiende de futbol, y es porque él no tiene que dar explicaciones a “la plebe”, ya que sabe mucho más que los otros, que todos juntos. Los líderes se miran en el espejo y se ven mejor de lo que son ….. “se dan besos” que tal vez no se hayan ganado.

Entradas relacionadas

4 comentarios en «El otro día …. (Grupo o equipo)»

  1. Me gusta esa diferencia, mucho más que semántica, entre grupo y equipo.

    Yo suelo poner ejemplos de fútbol en mis clases de Marketing para hablar de estrategia y táctica, pero no con este matiz de las sinergias que genera el grupo y no el equipo.

  2. Es interesante la comparacion, pero me surge una duda, segun lo que tengo entendido el grupo es el que requiere un liderazgo marcado y el equipo no. Es decir el equipo viene siendo el barcelona y el Grupo viene siendo el real madrid.

  3. Lo cierto es que un grupo es más horizontal que un equipo. El equipo es el que suele tener un jefe, o un líder. Lo que ocurre es que en este país, y sobre todo en el mundo empresarial, todo lo explican al revés. De verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *