Me ha ganado la batalla el spam. Durante mucho tiempo he hecho el trabajo de seleccionar y buscar comentarios a las entradas entre el múltiple spam que iba invadiendo mi blog. Desde hace dos meses he prácticamente renunciado. Estimo que recibo más de 800 spam por día y hacer la selección de comentarios de personas que escriben entre ese volumen es un tiempo exagerado que pierdo y donde me desespero, no sabiendo nunca si aún haciéndolo, estoy excluyendo alguno de los comentarios que han querido trasladarme. Eso afecta a todos aquellos que no han escrito alguna vez en mi blog. Los que han escrito están aceptados y por tanto, no hay problema, porque automáticamente son aceptados. Pero ahora renuncio. Lo máximo que haré es borrarlos para evitar la debacle del blog. Han ganado una parte de la batalla. Es una nota, sobre todo para aquellos que han enviado comentarios por primera vez y han visto como no aparecen en el lugar correspondiente durante estos dos últimos meses. Lo siento, pero no tengo fuerzas para seguir, el torrente del spam es inagotable y creciente. Disculpas.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Spam»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.