19 de Marzo, parece ser que en esta tierra, si no llueve antes del 19 de marzo los agricultores empiezan a pensar que la sequía no va a ser benigna precisamente. Hay que tener en cuenta que dependen extraordinariamente de sequías o lluvias ….. la época de lluvias es importante … y tiene que empezar, según ellos, antes del 19 de marzo. Pero resulta que ha empezado justo el 19 de marzo. Eso signfiica que habrá lluvias y no habrá sequía o que habrá sequía? No está del todo determinado. Por lo de pronto, el agua cae como si nunca hubiera llovido, como ya me había olvidado que ocurre en estas cercanías del ecuador, a plenos borbotones. Y cada vez más fuerte, eso significa que muchas personas que viven en condiciones difíciles lo van a pasar mal, con inundaciones de sus casas, y otras cosas …. pero la agricultura necesita del agua …. “nunca llueve a gusto de todos” es un refrán castellano, que probablemente se repite en otras muchas culturas. El agua es la vida, sin agua no hay finalmente vida, se necesita esa agua …. pero no siempre es el momento oportuno. Cuando no llueve el agricultor dice que todo está tan seco que no habrá más que una pírrica cosecha; si llueve piensa que tenía que haber llovido antes o que es muy pronto para que la cosecha acepte plenamente la lluvia …. dependemos demasiado de los elementos naturales, pero cuando no se manifiestan, no pensamos en ellos. Si llueve “cuando debe”, nadie protesta, excepto los ciudadanos tan poco acostumbrados a la lluvia y a los torrentes ….. desde sus aceras. Si llueve cuando no debe, no siempre agrada a todos …. a unos les parece mucho, a otros pocos, a otros tardía y otras “ya han empezado las lluvias”. El efecto de la lluvia es como la diversidad de la vida y del ser humano. Es maravilloso que no llueva a gusto de todos …. pero que llueva ….. porque si no hay lluvia, no hay ser humano. Pero también que el sol nos acompañe con su calor …. porque si no hay calor, tampoco habrá ser humano. Saber que hacer cuando llueve y saber que hacer cuando no llueve es lo que interesa a la innovación. No tanto quejarse de que ocurra una u otra cosa, sino buscar estrategias y proyectos que hagan tan placentero el llover como el no llover.

Entradas relacionadas

10 comentarios en «Llueve»

  1. Todavía recuerdo que el primer año que llegué a Madrid de emigrante, llegué un dos o tres de julio, y hasta finales de octubre no llovió. Para un gallego, para unos gallegos que compartían conmigo la pensión, aquello era insoportable…. .esa sequedad que nos quemaba desde la garganta hasta las ampollas de los piés….. cuando por fin, un día de finales de octubre llovió, varios de nosotros salimos a la calle a mojarnos, a empaparnos de la lluvia que habíamos dejado atrás, esa lluvia tantas veces molesta que habíamos dejado en nuestra tierra gallega, y que hacía meses que añorábamos, a pesar de que cuando volvía a mojar la tierra en donde vivíamos inicialmente, la encontráramos molesta, aún cuando estábamos ya muy acostumbrados.

  2. En Galicia llueve y llueve sin parar…, nos quejamos y, cuando nos falta, no podemos disfrutar del espectáculo y alegrías que nos ofrece el universo de la lluvia…Entonces, nos quejamos también…Cierto, nunca llueve agusto de todos. Pensamos que cuando el cielo se despeje y luzca el sol, nos inmunizaremos psicológicamente para resistir mejor los males de la mente. Estamos sedientos de sol, la vacuna más eficaz contra el desánimo. La lluvia nos hace encontrarnos cara a cara con nosotros mismos…, éso nos gusta o nos disgusta…La lluvia nos incita a la reflexión…Nos esforzamos en encontrar la paz y el sosiego en medio de la lluvia…Nos encontramos en el centro de un tornado, donde se necesita serenidad, a pesar del rugido ensordecedor y huracanado que nos inunda…A mal tiempo, buena cara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *