El proceso de rearme mundial no parece, a nuestro juicio, hipotecado o al menos contenido por la crisis financiera. Muy al contrario, los planes para salvar unas economías, basadas en gran medida en la producción de armas, no pueden ser sino beneficioso como en el caso de Estados Unidos y los miembros de la Unión Europea. El impacto del desastre financiero se prevé muy duro para las condiciones de vida de la población mundial. Hará más vulnerables a las poblaciones pobres o ya empobrecidas por el aumento del paro y por las dificultades de acceso a recursos vitales como el agua y la alimentación.

Con el gran rearme y la crisis financiera, el mundo ha entrado en una espiral de déficits y deuda pública gigantescos que ponen en peligro la protección de los derechos humanos y de las libertades fundamentales. Más que nunca, el proceso de empobrecimiento de la mayoría parece desarrollarse a una ritmo acelerado porque las soluciones adoptadas por los gobiernos no sirven más que para acentuar la dinámica de esta espiral de la precariedad, de la esclavitud, de la enfermedad y de la muerte, y todo ello con el exclusivo fin de salvaguardar el patrimonio y aumentar el poder de los más ricos del planeta.

Asì termina Jules Dufour su artículo en Global Research: “El gran rearme planetario”. De esta forma presento esta web tremendamente ilustrativa e informativa de origen canadiense.

Y para continuar con la fiesta, Teresa Cristina con su “Candeeiro” (en español, quinqué), otro samba.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Armas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *