Hoy me han traído las galeradas finales de un libro que está a punto de salir, de publicarse. Todavía dudo si debe llamarse Manifiestos o Manifiesto para la Innovación Educativa. Aquí el singular o el plural pueden decir muchas cosas. En lo concreto, son 42 manifiestos que intentan orientan los procesos innovadores en la docencia, 42 manifiestos que “han nacido” del análisis y dignóstico sobre lo que sientan o piensan o dicen los alumnos, y sobre sus posibles estrategias para abordar dichos planteamientos. Es un libro que hice ya hace un año, un libro que terminé por estas épocas y me puse a buscar editorial ….. sinceramente estaba tan entusiasmado por el libro y su proyecto, que no le dediqué demasiado tiempo a ese tema, y a pesar del buen trabajo que han realizado, lo he pagado -mi despreocupación por el tema-, entrando en una gran cola …. que ha dilatado su publicación hasta ahora.

El libro se divide en cinco partes, con un amplio prólogo y también un largo epílogo, así como dos anexos ricos en consideraciones. Las cinco partes van abordando lo que yo llamo: “aprender a aprender”, una metodología para aprender basada en la complejidad del proceso de aprendizaje, unas técnicas -la mayoría originales- coherentes con dicha metodología, los espacios de aprendizaje y de interacción entre los participantes, la necesidad de un proyecto y de un feed back adecuado al mismo, un proyecto que no sólo pretenda el aprendizaje mismo, sino la acción-investigación que corre paralela. En fin, cinco partes donde se van desgranando los Manifiestos, que son en cada una de las partes un todo coherente internamente y con el conjunto de las partes.

A priori siento lo que siempre acaba sintiendo un autor en un país como el nuestro: ¿se leerá? y estoy seguro de que sería muy bueno que tuviese una gran difusión. No me interesa salir en la foto, me interesa hacer comprender que es relativamente fácil mejorar las formas de aprendizaje y el desarrollo de espacios de intercomunicación e innovación dentro del aula y fuera de ella, que además es una tarea de todos, y que no se puede hacer sin la comprensión de las necesidades tácitas o expresas de los estudiantes, y de desarrollar proyectos a partir de y, sobre todo, en espacios autogestionados por ellos mismos.

Ahora estoy corrigiendo las pruebas ….. Espero que en septiembre tengamos la posibilidad de empezar a difundir sus planteamientos, que son coherentes y correspondientes con la estructura básica de las intervenciones que vengo realizando en los últimos veinticinco años.

Entradas relacionadas

4 comentarios en «Manifiestos»

  1. Pretty nice post. I just stumbled upon your site and wanted to say
    that I’ve really enjoyed reading your blog posts. Any way
    I’ll be subscribing to your blog and I hope you write again soon!

  2. Enhorabuena Roberto, seguro que sorprendes como en libros anteriores. “Cuando el alumno está listo aparece el maestro”.

    Saludos

  3. Muchas veces son los alumnos, aún sin saberlo, los que hacen a los profesores ….. Yo todo se lo debo a la gran oportunidad de investigar y trabajar en espacios de aprendizaje con alumnos, casi todos ellos interesantes, como lo eras -y supongo que serás siendo- tú. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *