Holding, proyecto, tarea (Innovación – Aldebaran Innovation)

Tres palabras casi mágicas, las tres íntimamente relacionadas, y que nos dan la dimensión metodológica complementaria de la escasez. Viene a ser como la parte madura, la constructiva: crear un espacio donde sea posible vivir y participar (holding) a través de un proyecto que se convierte en la tarea que focaliza las energías.

El proyecto da sentido, da orientación a las acciones, y las tareas circulan en torno a dicho proyecto. Y al tiempo que lo construimos estamos aprendiendo, estamos mejorando nuestras formas de hacer, estamos recorriendo las rutas críticas de las
cosas bien hechas, y estamos fortaleciendo relaciones y aprovechándolas para nuestros propósitos.

El proyecto se conforma con un horizonte (que nos orienta, pero al que nunca se puede llegar, por definición, pero nos atrae la posibilidad de alcanzarlo); unos objetivos estratégicos y, sobre todo, un sistema de valores, que veremos con detalle más adelante.

La tarea es construir un proyecto, y se fija un objetivo personal y otro grupal. El grupo de trabajo nos aporta el marco metodológico en el que conseguir los mejores resultados, y las tareas funcionan con unos recursos limitados, con los que construir y alcanzar los objetivos propuestos.

La tarea tiene un papel terapéutico: nos permite no sólo caminar en la dirección propuesta, sino que nos ayuda a comprender donde estamos, a saber lo que queremos, a dotarnos de los mejores apoyos para conseguirlo, y a establecer técnicas que nos permitan aprender en los errores y mejorar nuestra forma de abordar las cosas. La tarea implica acciones y prima la acción sobre la teoría, fomenta la responsabilidad y las posiciones proactivas y acepta el error como necesario para avanzar, y se proyecta desde la calidad y los estilos.
Al tiempo que se acomete la tarea, se conoce a las personas, se desarrolla un lenguaje común, una mayor capacidad de colaboración y una mayor seguridad en los pasos que se dan. Esto favorece la proactividad, porque las personas se sienten seguras en ese entorno y se atreven más a dar otro paso.

Este espacio constructivo (holding, proyecto, tarea) es la plataforma sobre la que elevamos el edificio de la innovación.

Entradas relacionadas

3 comentarios en «Holding-Innovación»

  1. La frase “la tarea tiene un papel terapéutico” me parece muy acertada.

    El no dar trabajo,”tareas” es una forma de aislar a una persona.

    Marisa Alvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *