“He sido un hombre afortunado en la vida, nada me fue fácil”

“Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio”

“Uno puede defenderse de los ataques; contra el elogio, está indefenso”

Tres frases de Sigmund Freud como casas de grandes.

Fortuna, Experiencia y Vanidad entrelazadas. Una píldora para pensar esta mañana.

Entradas relacionadas

6 comentarios en «Freud y el hombre»

  1. “…. contra el elogio, indefensos”. Claro, claro, y para eso nada mejor que no mirar a otro lado, sólo mirarse el ombligo. A veces, ni siquiera es preciso el elogio, sino un poco de soberbia o algo de prepotencia, y sin refrendo alguno, uno mismo se lo guisa y se lo come. El elogio, el pensamiento complementario de que uno es casi todo, por no decir el más sabio o listo o inteligente, es un mal social e individual de primer orden.

  2. Claro que en España funciona mejor el auto-elogio o auto-complacencia, porque el elogio no es fácil cuando uno deja de tener doce o trece años. Sólo las chicas lo reciben y cada vez en dosis más puntuales, interesadas y discretas. Somos un país duro, un país rudo, un país poco dado a dar, poco dado a elogiar, poco dado a reconocer. Ya sé, ya sé que hay excepciones. Pero esas formas dominantes son muy inhibidoras, difíciles de superar, o mejor dicho, imposibles de superar, son barreras insalvables para muchos. De ahí viene eso de “nadie es profeta en su tierra”, en esta tierra, claro. La envidia juega un papel suplementario, la fantasía otro y la vaguería otro más. Pero esas ya son otras cuestiones.

  3. Otra perla de uno de nuestros intelectuales más interesante:
    “Dos siglos de pedagogía, matemáticas, físicas y biológicas, han demostrado por sus efectos que no bastan estas disciplinas para desbarbarizar al hombre” (JOSÉ ORTEGA Y GASSET) 1883-1955
    Las formas dominantes en distintas regiones tampoco son determinantes del carácter de sus habitantes. Pueden ser un sumidero hacia el que se precipita quien pasa por “momentos bajos”. En ellas se refugia y puede descansar y recabar energías; o puede abandonarse y terminar así sus días.
    Gracias, Roberto. Todas tus aportaciones tienen enorme interés.

  4. “He sido un hombre afortunado en la vida, nada me fue facil”( Freud)

    La vida creo que no es facil para nadie, hace años lei:”No consiento que nadie me AMARGUE la vida”.

    La frase me impactó y procuro aplicarmela.

    Creo que esta frase completa la de Freud

    Marisa Alvarez

  5. Es un buen propósito, pero no siempre es posible cumplirlo. Parece como que la vida está llena de “amargamientos”, y algunas veces, con nuestro esfuerzo, o alguna sin él, conseguirmos ser algo o muy felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *