Cuando uno se fija bien en el concepto de fractal, puede pensar y descubrir que es lo que nos falta normalmente al ser humano, no sabemos complementarnos para obtener la máxima energía del entorno. Sólo lo hacemos en situaciones de crisis extrema, casi siempre guerras o conflictos similares, y no durante mucho tiempo, y basándonos en posiciones enfrentadas, líderes no siempre recomendables, y muchas más condiciones que no construyen un óptimo del sistema, sino sólo un “mejor que” y casi siempre provisional, porque produce mucho desgaste de energía por falta de cooperación y por tanto, el sistema no es eficaz.

orquesta2-full;effect_autolevels,100;effect_sharpen,100.jpg

Vemos que no sabemos utilizar la cooperación, o tenemos mucho camino que recorrer para que obtengamos del medio el mejor posicionamiento del grupo social. Esta claro que socialmente no operamos como fractales, pero podemos aprender bien de la metodología de construcción del fractal para poder imitarlo. En realidad es una cuestión metodológica. Me digan lo que me digan, la metodología es lo más definitivo -provisionalmente- del conocimiento y de la sociedad. Si nuestras rutas son adecuadas, y sabemos como reproducirlas, es relativamente fácil que los seres u objetos que las hagan realidad, sean eficientes y libres. Y de eso se trata con los grupos, de conseguir esa eficiencia multiplicada y esa satisfacción multiplicada que se consigue cuando el otro existe, cuando el otro es importante, y cuando el otro -y muchos otros- trabajan no para restarte energías, sino para aportarte también las suyas. Ni por aproximación nos parecemos en su eficiencia a los fractales, y el que tenga duda, que vea una o dos veces el video que sigue.

coros.jpg

En este sentido, tenemos que aprender a cooperar, a colaborar, sin perder de nuestra libertad, sino ampliándola hacia espacios donde el otro sea más importante que lo es ahora, y para ello, nos vendría bien ir aprendiendo una metodología de trabajo en grupo, sin duda, es lo que más futuro nos puede dar. A veces, ya lo hemos conseguido, como ocurre con las orquestas o los coros, pero …. queda mucho camino por recorrer.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Fractales y grupo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *