Trabajo porque me apasiona …..

Trabajo porque me apasiona; no es que me apasione trabajar por trabajar, sino encontrar en ese espacio continuamente aprendizajes, cosas nuevas, situaciones que me hacen pensar que “me falta mucho por llegar”, y porque indudablemente eso mismo genera una ambición que podríamos denominar sana, pero que total es ambición como otra cualquiera.

Mi ambición son los otros, porque yo trabajo para mí, pero sobre todo para los demás. Me encanta enseñar, me encanta aprender para enseñar, me encanta hacer para enseñar, me encanta descubrir para enseñar, me encanta encontrar y vivir para enseñar, me encanta leer para enseñar, me encanta ….. Soy yo el principal beneficiario, pero siempre pienso en el otro, me interesa ayudar a resolver los problemas del otro, de alguien indefinido, o si puede ser mejor, muy concreto, pero por otros, que también es por mi, que duda cabe, pero es por otros, porque siento en lo profundo de mi experiencia y mi corazón que “el otro siempre nos salva”, y si yo no doy ejemplo dando lo que tengo al otro, el otro no necesariamente dará ejemplo de lo mismo, y si yo no hago lo que pienso correcto y recto y coherente, el otro tampoco aprenderá de mí más que supercherías.

sampedro2.jpg

Por eso, tengo que intentar ser coherente, tengo que intentar ser humilde, tengo que proponerme desde abajo, desde la sugerencia, desde lo que ya he hecho y es posible, desde lo que puedo ser y soy. Ese es cada vez más mi ruta, camino en un diálogo constante entre la vida y mi aspiración de conocer, y aprendo, y aprendo para mí, pero también para los otros. Esa es mi gran ambición. En el fondo de ella está que vivir es maravilloso, que vivir es todo lo que tenemos, que no podemos dejar para mañana lo que podemos hacer hoy y que las barreras y miedos que constantemente nos ponemos, no sirven más que para frenar nuestro camino, hacerlo vano y a veces, e innecesariamente, desanimarnos.

Trabajo porque me apasiona ……. pero vivir es trabajo para mi, sentir lo mismo y experimentar mucho más. Gracias, maestro, dialoguemos con “el rio que nos lleva”.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Trabajo porque me apasiona …..»

  1. ¡¡¡Qué interesante!!!! Y curioso porque leo esa novela “El Río que nos lleva” desde hace una semana. La leo “ahorrándola” a los sorbos por que no se acabe pronto. Y estoy todo el tiempo intentando comprender los “ríos” de cada personaje y el “mar” al cual creo que todos llegarán. Y veo que, aunque al río principal se le pueda llamar vida, cada uno tiene el suyo, al cual puede llamar familia, amigos, dinero, amor o trabajo (está claro que pueden ser todos, pero siempre hay uno principal). Este último, aunque no todos lo puedan decir, para mí es un gusto, un placer, un gozo… Y estoy de acuerdo contigo cuando dices que aprendes para enseñar, me pasa lo mismo, sobretodo porque ¿qué gracia tendría aprender y saber solos cuando hay tanto que aprender y se aprende de los demás? Todos tenemos necesidad de compartir, pero no todos nos hemos dado cuenta de eso todavía, no nos permitimos disfrutar del otro o con el otro, nuestro egoísmo está al revés: queremos guardar nuestro poco sólo para nosotros cuando la verdad es el compartir que nos hace grandes. Y, por no compartir, no comprendemos el gusto de enseñar, de aprender, de trabajar y no comprenderemos nunca qué quiere decir la cita magnífica de un escritor brasileño, Machado de Assis, que dice “encuentra un trabajo que te guste hacer y no tendrás que trabajar un solo día.” Yo creo ya lo he descubierto, pero puede ser que haya más de uno, ¿verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *