“La enfermedad hace buena y agradable la salud, el hambre a la saciedad, el trabajo al reposo.”(Heraclito)

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.” (Pablo Picasso)

Picasso que era un extraordinario trabajador dice una máxima esencial y que no se comprende culturalmente en nuestro país: algo casi mágico como la inspiración no se consigue sin currárselo. Inténtalo, inténtalo y vuelve a intentarlo y tal vez la inspiración aparezca. Pero no lo intentes y ya verás como es más difícil. Hay un setting adecuado para recrear y crear y es hacer, hacer, intentarlo, buscar, probar, experimentar, vivir, trabajar, en definitiva.
100_74111.JPG
Heráclito nos lleva a la situación crítica, a la que al final nos acaba desenvolviendo: la enfermedad, el hambre, si según se acentúan “añoran” la salud o la saciedad. Y eso me recuerda cuantas veces no valoramos suficientemente la salud que poseemos y los alimentos que consumimos, y el trabajo que tenemos. En esos momentos, no nos acordamos de la enfermedad, ni del hambre ni del ocio forzado o no forzado. Heráclito nos dice que la necesidad, la escasez de lo bueno, es un punto de partida de la búsqueda de soluciones para esa situación.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Heráclito-Picasso»

  1. Siempre he estado de acuerdo con tu teoría de la escasez y la confirmación de Heráclito nos reafirma la importancia que tiene valorar aquellos elementos esenciales para la vida, sin ellos no podríamos realizar las cosas que más nos satisfacen. Cuando nos lamentamos de las cosas positivas que tenemos, tendríamos que tener presente la máxima de este autor:”“La enfermedad hace buena y agradable la salud, el hambre a la saciedad, el trabajo al reposo.”(Heraclito)

    Siempre que paseo y en alguna ocasión lo he hecho por delante de un gran hospital(por ejemplo el Clínico) me fijo en sus ventanas y siempre veo algún paciente asomado, se percibe en ellos la necesidad de libertad, de estar bien, envidian a los transeúntes que pasan y siempre pienso que suerte tengo de no estar en su lugar.

    En cuanto a Picasso, es cierto que era infatigable trabajador hasta los 90 años, pero ¡¡que suerte la suya hacer cosas que le ilusionanban y motivaban¡¡ siempre decía”Lo importante es divertirse y divertir a los demás con lo que haces” era su lema y constante vital. Pensaba que si el trabajo constituía una obligación, lo dejaría inmediatamente: Afirmó una vez: “Con el trabajo me ocurre como con las mujeres, si me aburre lo dejo”. Con su personalidad tan arrolladora consiguió destruir la posibilidad de que suegieran nuevos genios. Le entusiasmaba una frase de Jacinto Benavente que decía: “Bienaventurados nuestros imitadores porque de ellos serán nuestros defectos” ¡¡Qué gran genio¡¡¡ Os recomiendo visitar su magnífica exposición tendréis oportunidad de acercaros máas él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *