Innovación: “Mañana mas …. y mejor”

“Mañana más, pero no mejor” dice el humorista Wyoming al final de todos los programas …… Habría que decir más bien: “Mañana más, y mejor” …..

La frase de Wyoming representa bien el estilo cultural español, es un estilo hidalgo, relativamente falso con uno mismo, en el que uno se “auto-ensalza”, porque en realidad, dada la envidia imperante, es imposible que alguien lo “ensalce mejor”. Y lo que se dice, ahí queda: “vale más que hablen de uno, aunque sea mal”. Y si uno “no tiene abuela”, fácilmente puede proclamarse único e inmejorable. Prepotencia falsa, envidia auténtica, fracaso de los agradecimientos, …. nada de esto favorece la innovación.
hello-kitty-tiara-sm.jpg
La innovación parte de la humildad, del reconocimiento de que algo se sabe, pero poco, y que se quiere saber más. La innovación parte del desprendimiento y de la ayuda al otro, del apoyo a lo que diga, no de rebatirlo antes de que diga ni una palabra. La innovación nace de saber agradecer, sólo por el hecho de estar, de haber venido, de leer, de escuchar, de pensar, de comentar, de dedicarte un tiempo. Un mundo desagradecido no es un mundo innovador. Un mundo envidioso, tampoco. Y por supuesto, un mundo sin humildad, sin “depresión”, como diría la Klein, no produce conocimiento, ni análisis, ni vida, sino que es sólo un mundo arbitrario, lleno de suficiencia, autosuficencia y poder omnímodo.

neurona.jpg

Por tanto, propongo: “Mañana más, ….. y mejor” como lema, para traspasar las barreras de una cultura que “no va con la innovación”, aunque algo tiene que puede permitir acercarse a ella. Pero es tan costoso, tan duro, tener que enfrentarse desde una posición falsa de saberlo todo, contra una envidia insana que te rodea a cada paso, y con un “no ser nunca profeta en tu tierra” ……. Por favor, “mañana más, …… y mejor, si es posible”

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *