“El 50% de la población de los países desarrollados será hipertensa en 2025”. Ya se habla de “epidemia global”. Hipertensos, hipertensados, estresados, enloquecidos, …….. ¿para qué? Pues para nada. Decía un conocido mio, que en la guerra no había nadie gordo, ni tampoco que yo viera en la postguerra, poco a poco empezamos a engordar. Puede ser que hubiera gente estresada, porque la guerra estresa un tanto, y que luego los derrotados estuvieran cabreados y en parte estresados. No me extraña. A mi padre lo ví alguna vez así, y en relación a los que habían ganado. Según engordábamos, nos íbamos estresando. No es que la gordura acabe en stress, es que son manifestaciones que corren paralelas, y ambas están muy vinculadas a la tensión de la ambición, por una parte, y a la abundancia por otra. Ambicionar la abundancia, o vivirla, engorda.

156be.jpg

Trabajar no engorda. Tener trabajo es un buen ejercicio. Pero trabajar cómodamente, o trabajar poco, engorda. Claro que trabajar con demasiada ambición de poder o dinero, también estresa y engorda, o trabajar bajo presión del poder o del dinero, igualmente. O sea que tenemos cada vez más razones para engordar y para estresarnos. La mitad de la población estresada. Va a ser difícil andar por la calle. Poca satisfacción en el trabajo, poca motivación, mucha ambición, poco trabajo, trabajo demasiado dependiente, poca iniciativa, mucha ansiedad, muchas comidas copiosas, mucha comida basura, ….. mucho stress.
Y-nos-quejamos-de-estar-gordos.jpg
Y mientras, la casa sin barrer. Ir al paso adecuado, sin correr demasiado, pero sin parar; seguir y dialogar con el rio “budista”; centrarse en mejorar continuamente y no en cambiar; permitirnos errores y aprovecharlos para aprender y superarlos; hacer las cosas lo mejor posible; reducir los miedos al fracaso; cooperar y trabajar con otros, y “salvarse” con los otros; ser más humildes, más socratianos; pensar que las verdades son provisionales y los dogmas no sirven más que para sufrir con los pecados; filosofar como dice Epicuro; no querer estar como las top model ni envidiar a Brad Pitt; …… son algunos consejos para no engordar y para no estresarse. Ya sé que pocos me van a tener en cuenta. No me importa, es un buen camino. Os animo a recorrerlo.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Hipertensos»

  1. Y yo me pregunto, ¿qué vamos a hacer los hipotensos? porque el mundo se organizará para hipertensos …. entre ellos y los normales nos van a ocupar el espacio. Nosotros tendremos que lidiar con la tensión. Bueno, tiene la ventaja que podremos animarnos con espirituosos, y así llegar a “normales”. Lo malo es cuando vayamos a la orilla del mar, se nos caerá el espíritu por los suelos. En fin, puede ser un problema para una “especie en peligro” de extinción: los hipotensos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *