Es indudable que la riqueza de la mayoría de los españoles se ha venido a pique. No tenía que venir el Banco de España para sancionarlo. Era evidente. Claro que se ocultaba, pero evidente. Igual que la renta, a pique.

Un 37% de lo que tenían los españoles de a pié se ha ido por la alcantarilla hasta un lugar desconocido. ¿Se imaginan lo que es perder casi cuatro de cada diez pesetas que tenías? Y todo gracias a la austeridad de Rajoy y al neoliberalismo europeo y norteamericano.

a pique.jpg

La crisis destruyó el 37% de la riqueza de las familias entre 2008 y 2014

Y …. no es cierto, como dice el informe, que el nivel de renta haya bajado solo un 15%, sino que está más cerca del doble, de un 30% y de forma muy desigual, porque muchos casi lo han perdido todo y otros -pocos, sin duda- han seguido ganando. Y entre ellos, los políticos corruptos de los partidos dominantes, PP y PSOE, básicamente, aunque también hubo alguno de otros, pero poco significativo, excepto el nacionalista de derechas catalán.

…………………..
Habría que decir mucho sobre las cosas que se han aportado, pero lo interesante sería por lo menos que no se difundiesen hipótesis tremendamente discutibles y en absoluto, sólidas. Y que las palabras contuviesen lo adecuado y no lo que interesa. Un ejemplo, ¿quién ha dicho que los ciclos se diseñan? Los ciclos se han estudiado, se han analizado, se han parcialmente comprendido, y puede trabajarse con ese conocimiento para abordarlos. Y punto.
…………………….
Otra cuestión: ¿hay alguien en verdad que no vea la “virtualidad” del capitalismo, su falta de cara concreta? Hace más de cien años Hilferding escribió “El Capital Financiero” ….. por favor, son cien años. Hablar de riqueza que no es riqueza es lo normal en un sistema que funciona gracias al adelantamiento del gasto sobre la renta percibida. ¿Quién tiene? ¿quién no tiene? ¿la propiedad es realmente un concepto que se entiende en términos físicos o en términos supuestos, virtuales, casi fantasmagóricos? Y si a eso le añadimos los paraísos fiscales generalizados y las contabilidades B, C, D, ……. ¿dónde hay algo real en un sistema ficticio? …. ¿Y el sistema financiero, también se puede tocar? …..
………………………..
La destrucción creadora de Schumpeter sólo es una descripción de un sistema, el capitalismo, con el que Schumpeter mostraba más de una discrepancia. Léase sino la “History” o bien más directamente, “Capitalismo, Socialismo, Democracia”. Por otra parte, un sistema que tiene que destruir, la mayoría de las veces en forma de grandes guerras, que mantiene desde siempre con guerras locales de una mortalidad impresionante, que las fomenta para “destruir” lo que ha construjido y seguir obteniendo beneficios, es bastante deficiente, al menos en términos humanos. El capitalismo norteamericano tiene su parte más sólida en el complejo militar-industrial (Pentágono y aliados-proveedores, y NASA, aunque en realidad son el mismo dispositivo). ¿Cómo puede ser bueno para algo que se tenga que destruir para luego volver a construir y tener beneficios? Sin duda, estamos locos. Gente primitiva.
……………………
Te das cuenta que primero destruye y luego dice reconstruir …. pues eso, es básicamente destructiva porque es “irracional” como muy bien dice Russell, o su racionalidad es tan simplista como un mercado que ya vemos cuales son sus efectos, concentradores de riqueza, desigualdades, etc. El mercado es la selva y la selva se explica en términos darwinistas. El mercado es un engendro darwinista -pobre Darwin no tiene la culpa de haber descubierto como se desenvuelven las especies, pero se dice así- y animal. De ninguna forma, racional ni humano. Por eso, un cuasi social-demócrata de los primeros cincuenta años del siglo XX como Schumpeter, alucinado por las consecuencias de un mercado sin regular, como pedían los antecedentes locos de los neoliberales, esos que llamamos neoclásicos, y entonces habla de lo que es: destrucción ¿creadora?.
…………………….
Si para crear es preciso destruir …. estamos locos, y sin duda, lo hemos hecho muchas veces en la historia, pero eso no deja de calificarnos como locos o enfermos o irracionales …. como quieras.
Ahora bien, ni siquiera tiene importancia estar discutiendo en torno a una frase de un autor del XX. Por desgracia, el capital globalizado no es mucho mejor, sino peor, que el capital industrial en depresión que vivía Schumpeter.
………………………..
Ah, y me da lo mismo la supuesta bondad de la intención del capital. Las intenciones no son los hechos y los hechos son lo que son, a pesar de las ¿buenas? intenciones del capital.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *