¿Por qué no dedicar 10 minutos a pensar y reflexionar sobre lo que nos decía Múgica hace unos meses en Río? Cosas elementales, como dice él, pero básicas: tenemos que gobernar el mercado y no que sus automatismos se conviertan en una especie de lotería donde cada vez sea preciso hacer más esfuerzo para no alcanzar la felicidad humana.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.