2 comentarios en «Las cosas claras (5)»

  1. Los políticos brasileños están desbordados por los “protestos”, que todavía ni siquiera tienen nombre, de cientos de miles de personas que intentan mostrar su inconformidad con las desproporciones que todos los días viven.

  2. Claro que se necesita algo màs,, un poco de sensibilidad y oido, cosa que no tiene el gobierno PP de Rajoy. Por eso las muchas manifestaciones en España no han sido escuchadas, y una semana de equivalentes en Brasil, han recibido una respuesta mínimamente clara, aunque no suficiente, por Dilma Rousseff. Otro talante, que dirían los zapateristas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *