Hay que aceptar que los mapamundis estaban muy bien pensados: Asía al este-oriente, América al Oeste, y nosotros, Europa y África -nuestra colonia permanente- en el centro. El eje del mapamundi es el océano atlántico y más al centro todavía Europa o tal vez Gran Bretaña, si quién lo ideó fué un inglés, que no sería de extrañar.

Lo cierto es que ese mapamundi está muy desfasado desde casi cualquier punto de vista. El Centro desde hace mucho es USA, y la nueva emergencia de centros están en Asia (Japón, China e India) y en América (Brasil). Europa ha dejado de ser el centro. Ahora representa más bien lo antiguo, lo ya pasado, lo que hay que conservar, pero que no tiene demasiada iniciativa: naciones mínimas, sin una mayor cohesión, perdidas en un pasado glorioso, pero pasado, de cuando eran conquistadoras, colonizadoras y colonialistas. Llevamos más la decadencia, porque como en toda decadencia seguimos pensando que somos el centro del universo, pero lo cierto es que hace tiempo que somos sencillamente la historia o algo así.

Por eso mi nuevo mapamundi tendría como centro el Océano Pacífico y los países de su entorno, los volcánicos, los de los terremotos, de las fallas, de los desastres naturales y todo sobre un mundo en cierto modo idílico y gauguiniano, de islas vírgenes, novísimo mundo (Australia y Nueva Zelanda) y cantidad de lugares paradisíacos ….. pero rodeados de lugares emprendedores, productivos, esforzados, volcánicos, en erupción constante, y al borde del peligro en cada segundo: es decir, lo más adecuado para un sistema de “a largo plazo, todos muertos”, como el capitalismo: tensión, aventura, incertidumbre …. stress … todo eso ha cultivado a los nuevos países centrales del sistema: USA, China, India, Japón, Sudeste asiático, tal vez Brasil (aunque este sea un país atlántico) …. países que han sufrido mucho o que han sido siempre aventureros, aguerridos y comerciales; que saben que es eso de tener “presión para vender”, tan importante en el sistema capitalista siempre agobiado con sus capacidades sobreproductivas en relación con las pocas rentas que distribuye y deriva.

Por tanto, el nuevo mapamundi tendría que poner a Europa y África en el Este. es decir, en la parte estable, pasiva, de nacimiento del sol, tranquilita, pero relativamente fuera de la realidad, que se cuece sobre todo en América, específicamente, del Norte, y sobre todo, se proyecta hacia el nuevo Oeste que es el “antiguo” Lejano Oriente: China y compañía.

Entonces, el Pacífico se mostrará como lo que es: un gran mar, un mar nada pacífico por cierto, un mar fuerte, rodeado de países centrales.

¿Se me entiende? Pienso que si …..

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *