Cultura e innovación

En el fondo, las cosas no cambian si no las enredamos de tal forma que se creen condiciones para el cambio, e inevitablemente, las formas culturales son las que finalmente es preciso cambiar, o al menos reorientar.

Nuestro nivel de innovacion esta en funcion de nuestras formas culturales dominantes. Si estas varian en ciertos sentidos, se favoreceran las condiciones de innovacion; si se varian en otros sentidos, sin embargo, las cosas empeoraran.

En un articulo escrito en 2003 abordaba el tema desde el punto de vista de lo que llamaba inhibidores-sublimadores. Precisamos que muchos inhibidores sociales se transformen en oportunidades de sublimar nuestros comportamientos y transformarlos en positivos desde la perspectiva innovadora.

Hay muchos puntos clave, pero la serie que hemos ido mostrando sobre “Otra Innovacion”, va abordando los puntos menos fuertes de nuestros comportamientos culturales. Si sabemos abordarlos, las condiciones que ahora no son favorables, podran convertirse en favorables, y sin un gran esfuerzo. Solo necesitamos metodo y un modelo que de coherencia al sistema. Pero no un modelo cualquiera, sino un modelo estructurado, integrado, interdependiente, con sentido global y con horizonte y reglas del juego transparentes. Solo el metodo y el modelo coherente puede hacernos avanzar hacia formas mas innovadoras.

————–
“Ayudar a los clientes a vender mas” ….. es un buen horizonte …. porque tiene que ver con dar a los otros, con sentirse finalmente salvados por el otro.

—————————–
La cultura no cambia en situaciones de abundancia, no es necesario, todo va bien y para que cambiar. Se teme cambiar en situaciones de crisis o de conflicto, por eso del miedo a la libertad, y cambia a pesar de nosotros, sobre todo, mediante los mecanismos inducidos de las grandes transformaciones tecnologicas, lo que se suele llamar desarrollo de las fuerzas productivas. Total, que no tenemos planes para modificar la cultura a nuestro modo, y acaba funcionando igual que el mercado, distribuyendo mal los bienes, agrandando las fortunas y las debilidades y empeorando las relaciones sociales.

Por eso, es preciso ser consciente de que las cosas solas siempre acaban yendo un poco a peor ….. por lo que hay que compensarlas, hay que comprender la naturaleza de sus decaimientos y de sus recaidas, y procurar elementos compensatorios que permitan que al menos el edificio no se venga abajo. La conservacion, en el sentido de reparacion, de restauracion, ha de ser una labor continua. No se pierden energias en hacerlo, sino en olvidarlo y que sea demasiado tarde cuando nos acordemos.

La cultura emergente tiende a ser mas cooperativa, es mas participativa, es mas responsable, es mas atrevida, es menos miedosa, tiene en cuenta al otro, respeta a los demas, es basicamente positiva, porque reconoce al otro, es sistematica y procura horizontes hasta cierto punto imposibles, pero necesario para promover el sentido de conjunto y de pertenencia a algo.

La cultura de innovacion es una forma de entender la vida. Hoy en dia tenemos un gran reto, el reto de superar las contradicciones derivadas del cambio climatico, de la dialectica con la naturaleza y con nosotros mismos, y todo lo que eso significa. Es mucha tarea, y es preciso estar preparados. Mejor prepararse para el cambio, que sentirnos solo sujetos pasivos del mismo.

La nueva cultura quiere superar la dependencia o el dogmatismo, o el conservadurismo, o las extremas idealizaciones o los conflictos, guerras y demas.

Otra innovacion para una cultura innovadora.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Cultura e innovación»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.