Treinta radios convergen en el centro

de una rueda,

pero es su vacío

lo que hace útil al carro.

Se moldea la arcilla para hacer la vasija,

pero de su vacío

depende el uso de la vasija.

Se abren puertas y ventanas

en los muros de una casa,

y es el vacío

lo que permite habitaría.

En el ser centramos nuestro interés,

pero del no-ser depende la utilidad.

Entradas relacionadas

3 comentarios en «Tao»

  1. Si llenamos el espacio de aprendizaje con nuestro “conocimiento” teorico, reducimos las posibilidades de que el participante aprenda, porque no puede volver a recorrer desde su vacio el proceso cognitivo. Si atiborramos nuestro cerebro de informacion, se puede decir que no estamos ni informados, ni podemos interpretarla adecuadamente y al final sabemos menos que si evitamos el llenado, y dejamos un hueco para poder pensar. He conocido personas que estaban al dia de todo lo que pasaba, y no demostraban por ello tener una buena interpretacion de lo que ocurria, solo tenian muchos datos. Los datos, los arboles, les impedian ver el bosque. Un bosque sin vacios no es un bosque, seria una aglomeracion de madera que tenderia a pudrirse por la falta de alimento y por la competencia entre unas y otras especies por sobrevivir. Algo de eso es el sistema capitalista consumista: un lugar repleto de cosas compradas o por comprar, pero que nos impide vivir o disfrutar de las cosas de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *