Hace mucho tengo una hipótesis que creo rompe con todo lo que me han enseñado y veo que siguen enseñando y practicando las personas que se dedican a eso de la Hacienda Pública. La hipótesis consiste en decir que da lo mismo el sistema tributario, al final quién paga es el mismo, los ciudadanos. Lo que pagan las empresas encarecen los productos, y al final, tienes que pagar más por lo mismo. Hasta los impuestos directos sobre el beneficio encarecen esos productos, porque en la mayoría de los casos, excepto que exista una fuerte competencia, el impuesto se cuenta como un coste, e igual que los beneficios, porque cuando se calcula un precio se tiene en cuenta lo que se quiere ganar. Al final, los consumidores pagamos los impuestos, todos. Por tanto, no sé para qué tanta polémica sobre impuestos directos e indirectos. Los impuestos directos solo sirven para hacer mínimamente progresivas las rentas del trabajo y nada más. Sería, como pensaba Nicholas Kaldor, más gusto montar un impuesto directo sobre el Gasto, pero excepto en la India que funcionó durante algunos años …. creo que no hubo más experiencias …. aunque yo no estoy muy al día de todo eso, tal vez me equivoque.

En todo caso, y para no hablar de demasiadas cosas, mi hipótesis consiste en afirmar que da lo mismo el sistema tributario, que los que lo pagamos somos siempre los mismos. Y que está claro que los impuestos directos sobre la renta solo inciden sobre las rentas controladas, y ahí actúa la progresividad, aunque parcialmente. Por tanto, todas las rentas importantes se escapan de la posible progresividad buscada por los sistemas tributarios al uso.

Ahora, nuestro Gobierno quiere aumentar los impuestos, cuando probablemente lo que debería hacer es todo lo contrario, porque si el sistema capitalista va a seguir funcionando en nuestro país, y me temo que no hay ni una mínima posibilidad de que eso no sea así, aumentar los impuestos va a significar que los empresarios se sentirán malpagados e invertirán menos o invertirán en otros sitios, que para eso es la libertad del capital. En cualquier caso, tampoco los entiendo, pero eso me ocurre con frecuencia, porque en el fondo les da lo mismo, sólo que los precios subirán un poco para recuperar los impuestos añadidos.

Mi otra hipótesis es que es más fácil hacer progresivo el sistema tributario con impuestos indirectos, impuestos sobre el consumo, discriminando entre las mercancias que se consumen, de tal forma que los alimentos no paguen o paguen poco, y los artículos más exclusivos paguen mucho más. Al final, ahí si que realmente los ricos tendrían una penalidad, aunque también es probable que entonces se fueran a comprar a otros sitios, con el famoso dicho: “Give me two”.

Entradas relacionadas

14 comentarios en «Impuestos»

  1. Y me pasa como a todo hijo de vecino: odio que me cobren los impuestos. Cuando te los quitan de la nómina tiene la ventaja de que no lo ves, porque no te los pagan, te los restan, pero cuando hay que hacer la declaración final de la renta, hago como Assimov, que decía: ¡hagánmela uds. y cobren lo que tengan que cobrar, y déjenme tranquilo! Bueno, no decía exactamente eso, pero algo parecido.

  2. La ventaja de los impuestos indirectos …. al menos en España es que todavía las empresas comercializadoras no distinguen en el precio lo que es IVA de lo que no lo es, como ocurre en USA y otros países europeos. También cabrea bastante ver como te han subido el precio de un ordenador o de un pan, a la hora de pagarlo.

  3. Pero sin duda, los impuestos directos son mucho más cabreantes, muchísimo más, y es difícil que por mucha conciencia que uno tenga, a no ser que sea inspector de hacienda, le parezca bien pagar lo que hay que pagar, que siempre le parece mucho.

  4. Por eso los “bajadores de impuestos” típicos, los neoliberales han tenido tanto éxito de votos y de apoyo ciudadano. A nadie le gusta que le quiten dinero, sobre todo, cuando ya ha recibido el dinero hace tiempo, y ahora tiene que pagarlo anualmente.

  5. Angela Merkel ha afirmado que va a reducir los impuestos para fomentar la salida de la crisis. Es cierto que la mujer es de derechas, pero una derecha aceptable, en términos generales. Seguro que la votan más.

  6. Un fantasma “recorre” la peninsula ibérica, con ese plan que nos ha anunciado Zapatero para subir los impuestos, sin decir cuales todavía. Lo cierto es que para recaudar hay que subir los impuestos a la masa. Los ricos son pocos, aunque tengan mucho; y tienen un mejor asesoramiento que la clase media o la baja, evidentemente, que sólo tienen el asesoramiento que la misma hacienda pone a tu disposición. No es lo mismo. Pillarles las pelas a los ricos no es fácil. Están muy preparados para conservarlas y sobre todo, para aumentarlas, pero también para evitar que se las quiten.

  7. Uno de los impuestos progresivos que yo estudiaba cuando hice mi licenciatura, era el impuesto de sucesiones. Con este impuesto ha ocurrido lo que con otros, que su progresividad se ha ido justo al tiempo que lo han practicamente eliminado. La señá Aguirre ya lo ha quitado del sistema en Madrid, y antes había ya muchas comunidades que lo habían despedido.

  8. Mientras Proudhon sigue desgañitándose para considerar que la propiedad es la madre de todas las desgracias. Claro que ya nadie lee a Proudhon, más que yo -que lo repaso- y algún filoarqueólogo de progres disidentes e idealistas desfasados. Aunque sólo sea de forma testimonial, me han entrado ganas de meterle un parrafito en este comentario:

    El hombre es sociable por naturaleza, busca en todas sus relaciones la igualdad y la justicia; pero ama también la independencia y el elogio. La dificultad de satisfacer a un mismo tiempo estas diversas necesidades, es la primera causa del despotismo de la voluntad y de la apropiación, que es su consecuencia. Por otra parte, el hombre tiene constantemente precisión de cambiar sus productos. Incapaz de justipreciar los valores de las diferentes mercancías, se contenta con fijarlos por aproximación, según su pasión y su capricho, y se entrega a un comercio traidor,. cuyo resultado es siempre la opulencia y la miseria. Los mayores males de la humanidad provienen, pues, del mal ejercicio de la sociabilidad del hombre, de esa misma justicia de que tanto se enorgullece y aplica con tan lamentable ignorancia. La práctica de lo justo es una ciencia cuyo conocimiento acabará pronto o tarde con el desorden social, poniendo en evidencia cuáles son nuestros derechos y nuestros deberes. Esta educación progresiva y dolorosa de nuestro instinto, la lenta e insensible transformación de nuestras percepciones espontáneas en conocimientos reflejos no se observa entre los animales, cuyo instinto permanece siempre igual y nunca se esclarece.

    Maravilloso, pero como dice el anuncio de la selección española de baloncesto, un poco ñoño, aunque a mi me guste.

  9. “El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él” Proverbio chino. Nosotros estamos sentados en un buen hormiguero y lo que ocurre es que no podemos salir de él ….. ni de broma.

  10. Me he llevado una sorpresa monumental. Resulta que andaba buscando sobre impuestos algo en youtube y la verdad es que todo lo que había era muy aburrido, pero por esas cosas de las organizaciones documentales de internet, de pronto aparece este video ….. y no puedo menos que aprovechar para ponerlo. La verdad es que yo como rojo que soy …. me identifico con la vestimenta de la dama. Aunque tengo que reconocer que esto no tiene nada que ver con los impuestos, o ¿tal vez si?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *