Esta fue la primera entrada de este blog, un miércoles, 5 de julio de 2006. Ahora empezamos el cuarto año, con un bagaje de casi 1.200 entradas-artículos. Creo que vale la pena recordar …. Los blogs, aunque son memoria de lo que vas desarrollando, tienen la particularidad de su actualidad, y a los que se acercan, o lo hacen a través de una búsqueda de un tema que les ha llevado allí, o bien si siguen el blog …. lo siguen de forma muy actualizada y difícilmente miran la historia-memoria, que sí está, pero que tiende a olvidarse …. como ocurre casi siempre con nuestra memoria.

Por un lado, es una materia transversal, es un área de conocimiento por desarrollar, es una materia donde los investigadores hasta ahora sólo se han preocupado de la llamada “innovación tecnológica”, es un área compleja de conocimientos, intersección de otras muchas, es un reto, y sobre todo, es algo nuevo, y eso siempre me ha interesado. Hablar de innovación para mí es como hablar de dinámica estructural, de sistemas de transformación con cierta autorregulación, como diría Jean Piaget.

Por otra parte, siempre me han aburrido las definiciones y me han motivado acciones y soluciones. No entiendo el saber por el saber, sino el saber para hacer y el hacer para saber; no tiene sentido hacer sin saber, pero menos hacer sin aprender. La acción-investigación y si puede ser en grupo, pienso que es una fórmula tantas veces ilustrada por antepasados, y tantas veces olvidada.

Estas dos motivaciones personales: complejidad y reto, y acción-investigación están en el origen de mi trabajo sobre Innovación.

He construido un modelo de innovación, o lo que prefiero llamar, un modelo para innovar. Es un modelo con variables críticas, interrelacionadas y jerarquizadas entre ellas, un sistema, un modelo, una totalidad interdependiente, en definitiva, una estructura.

He encontrado rutas estratégicas para acercarme a diseñar y desarrollar espacios de innovación. Es decir, creo estar en posesión de la “pócima mágica” para diseñar espacios que creen condiciones para la dinamización de procesos innovadores. Por supuesto, es preciso saber donde tocar y con qué insistencia y énfasis, para poner en marcha resortes que luego se autodesarrollan con cierta facilidad. Pienso y he vivido que es posible el desarrollo endógeno, siempre y cuando el setting metodológico sepa preparar las condiciones de autoorganización. Y eso es muy importante, porque significa que los pueblos necesitan encontrar sólo un pequeño punto de palanca (metodológico) para impulsarse por sus propios medios.

Por supuesto, hay situaciones y entornos, y hasta personas o grupos que son más aptas para desarrollarse como innovadores/as, pero en general, y aun cuando el efecto no sea tan amplio, siempre es posible diseñar espacios innovadores

Se aprecia en el escrito, el carácter experimental ….. aprender a utilizar el instrumento, y empezar por lo más fácil, es decir, por echar un pequeño rollo teórico. Sin duda, durante estos tres años he aprendido un poco de este medio, que me parece un extraordinario medio de comunicación y de intercomunicación (un poco menos en la plataforma wordpress que tengo instalada), pero que tiene algunos inconvenientes, como es el olvido de justamente aquello que lo hace más potente, la memoria, lo que ya se ha hecho.

Estoy empezando a trabajar en un artículo o tal vez un libro sobre los blogs en la innovación educativa, y espero que pronto pueda sistematizar algo sobre el tema, de gran interés sin duda.

Entradas relacionadas

8 comentarios en «¿Innovación?»

  1. Bueno, lo de parabems no es porque sea mi cumple, pero me pareció una forma de difundir otras culturas …. y no queda mal. ¡Resulta sorprendente estar en un restaurante o bar en Brasil y que tanta gente cumpla años, que les canten la canción los de la música en directo, que siempre hay, y que los empleados se acerquen y junto con sus amigos, le canten eso de los parabems pra vôcé! Queda bien, sobre todo, para los afectados. Ya sé que aquí también se hace muchas veces, pero es que allí parece que todos cumplen años ….. siempre hay muchas fiestas de cumpleaños. Sin embargo, no celebran los santos.

  2. Esto de la innovación está bien reflejado en el texto, pero lo voy a acentuar: TAL VEZ SE TRATE DE ENCONTRAR LA PÓCIMA MÁGICA, dos palabras además esdrújulas como a mi me gustan. Y digo esto, porque todos los días redescubrimos como se hacen las cosas bien, y regresamos al sentido común, que como sabemos, no es fácil adquirir, conservar o respetar.

  3. Espacios de Innovación es un palabro que he difundido desde hace más de veinte años …. espacios, espacios …. es una forma no autoritaria de expresar los espacios grupales y sociales, aquellos donde lo que se busca es que las interrelaciones sean cualitativa y cuantitativamente más intensas, más potentes y más satisfactorias. He utilizado preferentemente Espacios de Innovación, para referirme a esos espacios de intercambio, de interrelación, de interdependencia, que pueden constituir una buena antesala para los proyectos innovadores.

  4. Una materia transversal, y no reconocida como área de conocimiento, en ningún sitio. Bueno, hay cursos y masters, pero no hay materia, casi ni siquiera en los tesaurus documentales. Parece que innovar hay que hacerlo en todo, y en esa perspectiva, sería una acción universal que no tendría cabida en ningún sitio. No sé si tiene cabida en algún sitio, pero lo que sé es que tiene una entidad realmente importante, y lo que se trata es de desarrollar métodos y técnicas que hagan más fácil la innovación, que la faciliten, que la favorezcan, porque queramos o no, la innovación se va a producir, y será mejor que la veamos venir a que la veamos ir/pasar. Es mejor preverla y hasta diseñarla y prepararse para ella que sentirnos arrastrados por la fuerza de la vida y del cambio en la vida, como diría Heráclito. Eso es lo que me interesa, como diseñar los procesos de cambio, de innovación, como conseguir que no sean un problema, sino un “pasarlo bien”, porque la vida es bella.

  5. Me preocupa también el stress y la tensión corre-corre que se vive en todo momento en las organizaciones. Cuando vemos a una persona que vive en el medio rural, tiene otros ritmos, unos ritmos más adecuados a lo que es la persona y la vida. La prisa no nos lleva a ninguna parte, pero está en esta cultura capitalista del “para anteayer”, del corto plazo. Si hiciéramos lo que podemos hacer, es decir, prever, planificar, consensuar, cooperar, es difícil que tuviéramos las prisas enloquecidas que padecemos y que a todos los engloba culturalmente.

  6. Saber para hacer y hacer para saber ….. es una nomenclatura que creo que expresa bastante correctamente lo que se trata. La primera “fórmula” es ya tradicional. Se aprende y luego se hace. La segunda también, se hace para experimentar y de ahí se aprende. Pero su integración da lugar a otra dimensión, y es la de incorporar el gerundio: hacer sabiendo o saber haciendo, màs propia de una perspectiva metodológica del action-research.

  7. Sinceramente, esto hasta el gorro de la preponderancia en el lenguaje y en la sociedad de lo tecnológico. Lo tecnológico, como decía Marx, nos arrastra y cambia nuestras relaciones sin quererlo, por tanto, acaba siendo inhumano, contra-humano o des-humanizado. Dices Innovación, y la gente entiende innovación tecnológica. Pero muchos ya sabemos que esa no es la auténtica innovación, que ese es sólo un resultado parcial y muy importante para los que tienen el poder, pero no para las personas. Las personas necesitan sentirse bien, en su salsa, y que les den lo que es suyo, y suya, de la gente, es la innovación concreta, también tecnológica, y todavía lo será más en el futuro, porque en realidad innovar es autodesarrollarse, es autoaprender, es aprender con otros, es transformar las realidades para suplir necesidades sociales básicas y sentidas por mucha gente. Oímos y leemos constantemente que la pobreza se podría resolver casi sin mirar, sin hacer muchas cosas, hay recursos suficientes para eso, pero como decía Gandhi, el problema no es el ser humano, sino su ambición, y la ambición de los ya poderosos y de los emergentes a poderosos, es insaciable, como la del Tio Gilito con sus montañas de monedas de oro, ¿recordáis?

  8. Y no se necesitan definiciones, necesitamos acciones, necesitamos gente que quiera tirarse a la piscina, pero no una selección, sino que nos tiremos a la piscina, a disfrutar no sólo del domingo, sino del lunes, martes, …. etc. En cuanto nos demos cuenta de que las cosas dependen de nosotros, y somos expropiados de nuestra aportación, en cuanto lleguemos a indignarnos -como base para necesitar cambiar- por lo que vemos y que se puede remediar, …. empezaremos a ver el futuro con más claridad y con más proyectos …. innovadores, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *