¿Qué papeles juegan cada una de las tres ces, variables estratégicas-estructurales para conducir a la innovación?

El cliente produce la necesidad, de ahí surgen las oportunidades.

La calidad sublima nuestros instintos, nos hace ser parte del holding.

La comunicación, la interrelación, las redes de relaciones, son una estructura que regenera el sistema y le da autorreglaje.

El Estilo directivo puede ser innovador o autoritario. Ha de ser una dirección innovadora, basada en las mismas variables que se trata de desarrollar.

Y, por último, la Productividad, consecuencia de la combinación de todo lo anterior, es decisiva, es lo que nos confiere competencia y competitividad, y por tanto, acaba situándonos en el puesto que nos corresponde en el mercado.

Hay una transparencia que refleja bien estas conexiones:

Diapositiva3[1].jpg

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Innovación-Roles»

  1. El cliente acaba representando en este modelo lo que se precisa, lo que se necesita. Es la variable clave numero uno porque sin ella no tendría sentido todo lo demás.

    La calidad representa la forma más avanzada de la oferta que se contrarresta a la necesidad: ¿qué podemos hoy en día ofrecer para resolver las necesidades? y confiere cemento a la organización, le da solidez. Las cosas hechas sin calidad producen desmotivación y confusión. Las que se hacen bien, nos confieren un cierto orgullo de pertenencia.

    La comunicación, los espacios de intercomunicación, confieren sentido a la innovación. Al final un espacio bien intercomunicado es un espacio potencialmente innovador. Eso significa que es preciso acentuar la calidad de la intercomunicación, y para ello, el grupo de trabajo es la metodología que está detrás para conseguirlo. La comunicación es como la estructura de la innovación, un regenerador del cuerpo social.

    En la transparencia falta la cuarta variable clave, desarrollada en los últimos años, el conocimiento, que es el que permite consolidar y desarrollar y aprovechar todo lo que es el modelo en sí mismo. De ahí se ha derivado el knowledge management, como instrumento al servicio de manejar mejor los espacios de conocimiento.

    El estilo directivo es una variable secundaria, pero que se convierte en principal porque el sistema capitalista es básicamente jerárquico en sus actuaciones y construye modelos organizativos muy piramidales y autoritarios. De ahí se deriva que tengamos que contar con el estilo directivo, porque es lo que sobre todo hay que modificar en una organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.