Parece que la crisis-depresión favorece los negocios basados en precios bajos, sea la calidad que sea. En situaciones críticas, las marcas blancas y aquellos hiper que saben presionar más eficazmente a sus proveedores, y explotar a sus trabajadores, y ofrecer productos al más bajo de los precios, se benefician. El beneficio está en conseguir abaratar la cesta de la compra, sea está de alimentación, de ropa o de lo que sea. Wal-Mart es la gran cadena minorista U.S.A. y seguro la más importante del mundo. Wal-Mart ha sido mil veces denunciada por diversas organizaciones de defensa del consumidor, de las personas y hasta de los derechos humanos, pero no cabe duda que está especializada en vender barato. Y cuando las rentas bajan, está mejor posicionado que ningún competidor. Wal-Mart anuncia para este año 22.000 empleos más con la apertura de más de 100 nuevas tiendas en los U.S.A. Debe ser una de las pocas “buenas noticias” de una economía donde todos los días oímos que las previsiones ya pesimistas, se hacen más pesimistas. Por ejemplo, la UE y el BCE han cambiado a la baja sus previsiones y

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *