Un comentario en «Padre-Madre»

  1. En mi vida de voyeur …… he visto muchas noticias en las que después de mostrar el encarcelamiento de un chico drogota que había matado a dos o tres personas en un asalto a una joyería o a otro establecimiento, aparecía bien la madre o bien el padre. Casi siempre la madre intentaba negar la evidencia, de que su hijo era un asesino, y lo defendía “a capa y espada” y más, con argumentos variados, entre los que destaca casi siempre el de que “son las malas compañías”. Los otros si pueden ser culpables, pero su hijo no lo es, siempre ha sido bueno …. en fin …. esas cosas. Esto también ocurre casi siempre cuando se le pregunta a vecinos de alguién que ha cometido una gran matanza o fechoría o asesinato o lo que sea, y como colectivo, los vecinos suelen mostrar una cara amable de los ahora encadenados. Siempre me han llamado la atención esas dos posturas.

    Sin embargo, en muchos casos, el padre del chico se muestra “más objetivo”(sic) y hasta a veces tiende a separar “esa mala hierba” de su vida, como negando también en cierto modo, su paternidad, o al menos, arrepintiéndose de ella. Las madres no pueden ser objetivas con sus hijos, y eso es lo que las hace tan maravillosas como madres, a los que hemos sido o somos sus hijos. Por eso llegamos a necesitarlas tanto, porque “dan su vida” y son capaces de defendernos hasta cuando no tenemos ninguna defensa. Es como un culto, y por otra parte, creo que en el fondo, no pueden admitir que de su vientre haya nacido un monstruo. Eso, en mi opinión, también se deriva en un comportamiento social diferente y unas opiniones diferentes en los diálogos sociales.

    Es bueno tener madre, pero también es bueno tener padre. En mi opinion, y en nuestra sociedad actual, nos sobra madre y nos falta padre. Y no digo más, por ahora. Otro día seré más atrevido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *