Sólo aquella que contribuya a que los seres humanos se desarrollen, aprendan, vivan en las mejores condiciones, se responsabilicen y comprometan, se sientan parte del proceso, aquella que sirva para conocer mejor, para mejorar, para desarrollar, para vivir.

Si, sin duda, innovación es un término sin sentido, como otros muchos, sino lleva implícito el sentido de lo social, la visión holísitica y anticipadora, la búsqueda de rutas más cómodos y al tiempo más enriquecedoras personal y colectivamente, que sabe combinar trabajo, vida y satisfacción.

3dateliercom_Thai2006m.jpg

Este es el tipo de innovación en el que yo investigo, por el que yo trabajo, que enseño: una innovación grupal, una innovación social, una innovación colectiva, una innovación al servicio de todos, una innovación que tiene en cuenta a las personas y grupos y que nace a partir de sus necesidades, de sus comportamientos, de sus maneras de vivir; que se desarrolla contrastando continuamente con esas necesidades renovadas, y que se instrumenta a partir de un sistema de valores que confiere respeto, responsabilidad, límites y positividad a sus planes y acciones.

Una investigación no-lineal, compleja, ecológica, sostenible.

Por aquí seguiremos caminando …. hasta donde nos lleve la voluntad y el camino.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.