Saber agradecer, llegar a conocer

Me ha encantado el artículo de Zubizarreta de hoy en El País. Reproduzco sus dos primeros párrafos. El resto se puede ver en el link. Meditaciones de Marco Aurelio suele ser una de las lecturas-píldora que suelo utilizar en mis ciclos de formación-desarrollo-acción, porque desde la grandeza de ser pequeños y de saber agradecer, empieza la antesala de llegar a conocer.

“Marco Aurelio Antonino Augusto, apodado El Sabio, fue emperador del Imperio Romano desde el año 161 hasta el de su muerte, 180. Fue el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores y es considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica. Los estoicos dividieron la filosofía en tres partes: la lógica, la física y la moral. Todas ellas se refieren a aspectos de una misma realidad: el universo en su conjunto y el conocimiento sobre él. Éste puede ser explicado y comprendido globalmente porque es una estructura organizada racionalmente de la que el hombre mismo es parte integrante. Ya ven que he vuelto de Roma imbuido de la cultura clásica con cierto ataque que alguno puede pensar que no es propio de las páginas de deportes, pero la curiosidad le hace a uno ser atrevido (¿osado?) y mi curiosidad por encontrar elementos que nos ayuden a entender el fenómeno Guardiola me lleva a rebuscar en mis recuerdos sobre los clásicos y a recurrir a algún buen amigo que me permite refrescar temas ya olvidados.

¿Por qué Marco Aurelio? Porque hacia el final de su vida escribía sus Meditaciones, que comienzan, en su Libro I, con un reconocimiento a todos los que le han ayudado a ser mejor; un recuerdo de aquéllos de los que ha aprendido; un reconocimiento de que, sin ellos, él, un hombre ejemplar, no habría sido tan sabio. Si escucharon algo de la rueda de prensa de Guardiola, su recorrido fue un reconocimiento a todos los que han hecho posible esta joya que es hoy el Barça: de los antiguos a los actuales, de los del fútbol base a los de la actividad profesional, de los jugadores a los que trabajan en la sombra (sin ellos, sin todos ellos, él no sería tan sabio)….”

Entradas relacionadas

4 comentarios en «Saber agradecer, llegar a conocer»

  1. De todos los sentimientos humanos la gratitud es el más pasajero. El saber agradecer es un valor en el que pocas veces se piensa. Recuerdo a mi abuela que me decía: “de gente bien nacida es ser agradecida”.

    Es muy fácil dar las “gracias” por los pequeños servicios cotidianos que recibimos, el desayuno, ropa limpia, alguien que nos cede el paso… Pero no siempre consiste en pronunciar unas palabras mecánicas. La gratitud es aquella actitud que nace del corazón en aprecio a lo que alguien ha hecho por nosotros.

    La gratitud no significa “devolver el favor”. El agradecimiento no es pagar una deuda, es reconocer la generosidad del otro.

    La persona agradecida busca tener otras atenciones con las personas, no pensando en “pagar” por el beneficio recibido, sino en devolver la muestra de afecto o cuidado que tuvo.
    Conocemos personas a quienes tenemos especial cariño por “todo” lo que nos han dado: padres, maestros, amigos, jefes… El motivo de nuestro agradecimiento se debe al “desinterés” que tuvieron nos dieron su tiempo, sus enseñanzas, sus cuidados…

    Reconocer en los demás el esfuerzo que han hechos por nosotros y tenerlo presente es básico para sentirnos bien.

  2. Penélope se ha convertido en el super-yo de este weblog ….. es la voz, que dirían los griegos, del Oráculo, tal vez como corresponde a un personaje odiséico. Había una anécdota que contaba mi padre y que tuve que oirla varias veces para comprenderla. Se trataba del colectivo de las tabaqueras de La Coruña, que tenían un líder sindical llamado Chacón. Una de las veces en que el tal Chacón les hizo un meeting, algunas de las tabaqueras se durmieron, porque no entendían del todo, como yo cuando mi padre lo contaba y todavía era muy joven, lo que el tal Chacón les decía y estaban cansadas, evidentemente. Lo cierto es que al terminar el meeting, una que se había quedado dormida, al oir los aplausos se despertó y preguntó a su compañera: ¿Quén falou? y esta le dijo: ¡Falou Chacón!, y entonces, ella acabó la anécdota afirmando con énfasis -aquí mi padre mostraba el mismo énfasis que a mi ahora me gustaría transmitir-: ¡¡¡¡ Bem falao!!!!. Pues Penélope, que sigue siendo para mí anónima, pero siempre presente, siempre provoca esa exclamación y ese énfasis: ¡¡¡ Ben falao !!! (¡¡Bien hablado!!, por si no se había entendido por algún lector. Siempre me descubre algo que yo sólo había vislumbrado y me ayuda a consolidar y completar el discurso. Gracias, Penélope.

    N.B-Severiano Chacón fué un lider sindical del mundo del tabaco en La Coruña y hace poco . Hace unos años, Ana Romero publicó un libro sobre su periplo sindical.

  3. Siempre hablamos del Oráculo de los Dioses (en masculino)pero y ¿El Oráculo de las Diosas? Este es como un especie de tarot femenino que tiene agrupadas a las diosas paganas, orientales y occidentales en distintas categorías: diosas incorruptas, vírgenes e independientes, emocionales, diosas de gran fortaleza personal, las ocultas , las de sanación, las de la compasión y sobre todo “ la diosa de la buena suerte” . Pues siguiendo el oráculo femenino, me satisface ser esa voz oculta del oráculo en tu weblog y desarrollar como diosa de la buena suerte mis poderes para descubrir y desarrollar algún aspecto que según tu queda incompleto ( no creo que sea así) y desearte éxitos en este medio en el que trabajas. Me parece simpático formar parte del oráculo, por supuesto, sin ofender a los griegos. Siempre me gustó la Odisea, y en mi nombre está explícito este vínculo. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *