La innovación se produce, el cambio ocurre. En términos generales, creo que es una hipótesis adecuada. La innovación precisa de nuestro esfuerzo, de constancia, de vigor, de energía. El cambio casi siempre nos sorprende. Es cierto, que siguiendo a Kuhn, el cambio de paradigma sería en gran medida una consecuencia de “rondar” alrededor del paradigma superado, mediante aproximaciones sucesivas, por medio de pruebas y errores constantes, pero el cambio, finalmente, nos acaba sorprendiendo, y por eso se suele ver como algo a lo que se teme, en parte tenebroso, y sin duda, oponemos mucha resistencia a esa sorpresa. Sinceramente, para mí el cambio es un dato, sobre el que no puedo actuar más que a largo plazo, y que probablemente no se produzca cuando yo quiera, por tanto, me importa poco, porque no depende de mi voluntad, de mi energía, de mi conocimiento, o al menos, no decisivamente. Sin embargo, me interesa la innovación y el conocimiento, porque ellos al final son los que mueven las cosas, las fuerzas productivas les llamaba Marx.

Leer más

La traducción española de Knowledge Management por Gestión del Conocimiento le da un carácter condicionado al incorporar el artículo determinado -aquí como una contracción- entre ambas palabras. Por otra parte, Gestión no representa correctamente Management, es una traducción vaga y tal vez excesivamente funcional y burocrática. Aparte de que es una palabra que “suena”, cuando se pronuncia en castellano, mal -arriesga excesivamente nuestras cuerdas vocales-. Sea de una forma o de otra, la llamada Gestión del Conocimiento ha estado vinculada en nuestro entorno, primero a la organización del conocimiento sabido, o sea de la documentación, y por ahí ha iniciado sus andaduras, lo cual le ha dado cierta solidez, pero al mismo tiempo poca proyección. Indudablemente también se trata de organizar lo que otros o nosotros hayamos hecho, pero el sentido último del KM es: a) disponer de un espacio de desarrollo de conocimiento aplicado y experimentado; b) aplanar la idea de conocimiento como algo lejano de lo común -horizontalidad-; c) abrirse al mundo y en el mundo; y d) sobre todo, saber generar espacios de intercambio, de difusión, de interrelación, de interacción entre personas, grupos, redes y organizaciones. La primera es una condición necesaria, aunque no suficiente. Disponemos de más conocimiento del que nosotros mismos sabemos, y si somos capaces de desarrollar espacios de intercomunicación y transparentes, espacios de aprendizaje continuo y de proyección, las posibilidades que se abren son importantes, y el impulso que podemos dar a nuestro propio conocimiento también. Bueno, pues Ingenio trabaja con fundamentos -investigación aplicada UPV-, apertura, cierta horizontalidad y, como ocurre todavía en la mayoría de instituciones y organizaciones de estas características, escasa -todavía- generación de espacios de intercambio, pero ya se andará hacia ello, porque los fundamentos son buenos, y todas las cosas llegan cuando están maduras. En mi libro “En la espiral ….” le conferí el papel central para representar la tercera Ce, la Comunicación, que como saben es central en el modelo de innovación.

Leer más

Lo que sigue es el contenido de la experiencia de Irizar-Mondragón (MCC) que aparece en mi libro “En la Espiral de la Innovación”. Irizar representa la calidad, en una de sus máximas expresiones, pero lograda a partir de un proyecto, de una organización singular y de futuro y de unas personas que son su interés central. Irizar respira a futuro y a innovación. Vale la pena acercarse a una organización así.

Irizar Group, es una de las compañías mas exitosa de Europa y la principal en España, en el mercado de los Autocares de Media y Larga Distancia; que ha logrado hacer presencia en 65 países, con un modelo de gestión propio he innovador, basado en grupos de trabajo autogestionados, los cuales aportan valor y trabajan sus innovaciones en alianza estratégica con clientes y proveedores. Irizar, atribuye su éxito a las personas, ubicando en ellas la verdadera fuente de la innovación.

Irizar es una empresa innovadora, llena de premios de calidad y de significaciones desde el mundo de la innovación . En palabras de su director el “éxito se debe a nuestro particular modelo de gestión” . El cual ha permitido crear una dinámica real entre la dirección, los colaboradores, sus proveedores y muy especialmente entre sus clientes; apalancando la plataforma ideológica de su funcionamiento.

Estos antecedentes nos llevan a recavar en el éxito de esta compañía y reflexionar sobre su practica de gestión; con objeto de aprender de su experiencia y analizar los factores claves que han marcado su posicionamiento en el mercado. Como una empresa que aun, teniendo un balance positivo, no se “ha dormido en los laureles” , que ha entendido que la inversión en investigación y la búsqueda de nuevos productos basados en procesos innovadores, son la única garantía de sostenibilidad en un mercado competitivo y cambiante.

Leer más