“Un alma delicada se siente molesta al saber que hay que darle las gracias; un alma grosera, al saber que tiene que darlas” Aforismo de Nietzsche

Es un punto central en el aprendizaje y la educación: saber respetar y agradecer lo que te han aportado, saber reconocerlo, citarlo. Sin duda, si el agradecimiento se produce en público y con uno presente es comprensible que produzca cierta incomodidad en el que lo recibe, pero si es a través de un libro, una referencia, un blog, se siente uno mucho mejor, y nada azorado. Lo cierto es que hay muchos que sufren por no saber ni querer dar las gracias, o tener que hacerlo porque no les queda más remedio.

Me siento tan bien cuando cito a alguien y lo reconozco, que no comprendo la dificultad que tienen tantos a la hora de reconocerse en el otro, y a veces, hasta suplantarlo.

—————————-

Agradecimientos de final de curso (un ejemplo de una estudiante)

Uno de los primeros días de clase el profesor dijo algo así como que hay que ser agradecido en la vida y hay que dar las gracias a las personas que te han enseñado algo en ella.

Eso me dio que pensar en su momento y ahora, que creo que es un momento idóneo para hacerlo, quiero agradecer al profesor haberme enseñado algo que ya sabía, ya que es algo que nos enseñan desde pequeños pero que, a medida que nos hacemos mayores, parece que se nos olvida y es a dar las gracias.También me ha enseñado, al igual que a mis compañeros, que existen otro tipo de clases que no son las magistrales. Clases dinámicas, en las que puedes participar y dar tu opinión.

También me ha enseñado a trabajar en grupo. Tengo que reconocer que al principio era un poco reacia a hacer trabajos en grupo ya que mi experiencia anterior había sido bastante nefasta pero tengo que decir que mi grupo funcionó mejor de lo que esperaba y creo que hicimos un buen trabajo con el que me siento satisfecha, ya que además de aprender de deslocalización empresarial y sus variantes, conseguí explicárselo a mis compañeros, todo un reto para mí.

En general, estoy satisfecha con esta asignatura y con esta novedosa forma de impartir clase. Creo que ha sido fructífera y además de llevarme conocimientos nuevos sobre temas que desconocía (China, India, Mercosur, mafias, tráficos drogas y armas,…) me llevo algunos amigos que haré por mantener.¡¡¡¡¡¡ G R A C I A S !!!!!!

Publicado por Rita Darias

Entradas relacionadas

5 comentarios en «Agradecimiento»

  1. “quiero agradecer … algo que ya sabía”
    Extraordinario, aprender recordando …. tantas cosas se nos olvidan, y sobre todo, con lo difícil que es ponerlas en marcha un día y otro, cuántas cosas nos tienen que ayudar a recordar. La mayoría de las veces, las cosas ya son conocidas, o han sido oidas y hasta reclamadas por nuestros padres u otros profesores, y muchas veces rechazamos que nos las recuerden. No es el caso de Rita que es capaz de agradecer el recordatorio de lo que ya sabía, aunque le viene bien recordarlo. Maravilloso.

  2. Con ese agradecimiento en su interior, ha podido superar dificultades o aplicar métodos, que antes no le habían funcionado tan bien …. su madurez le ha permitido crecer mucho más de lo que parecía. Ha sido ella al saber reconoceer y agradecer, lo que le ha permitido madurar y aprender más eficazmente, y hacer amigos ….

  3. No me cuesta dar las gracias, pero aiunque me guste, me avergüenzo cuando me las dan …. y durante muchos años he escondido los mensajes en que me las daban. Ahora me siento orgulloso de recibirlas y de sabe impartirlas. Gracias, Rita, por tu escrito y por tu oportunidad.

  4. Pienso que también hay un límite para el “gracias” y es cuando en realidad no se ha recibido nada, y sólo es un tema que se repite una y otra vez de una manera formal, como ocurre en Facebook, donde continuamente “hay que dar las gracias” por nada, y sino te hacen desaparecer. Es un mundo idealizado y poco agradecido, un mundo más bien narcisista muy subido, subidísimo, casi todo narcisismo.

  5. El agradecimiento no es una forma, sino un contenido. Remite a nuestro estado de ánimo, procede de cómo nos sentimos, no es una cuestión formal. De hecho, el mejor agradecimiento es el que reconoce y aporta.Primero reconoces algo que te ha ido bien y que atribuyes a alguien o a algo; luego, practicas lo que has aprendido y devuelves al mundo y a las personas, algunas de las cosas que has podido aprender experimentando. No es sólo ser positivo, hay que aportar algo más, mejorar lo recibido. Esa es mi opinión, por supuesto, subjetiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *