Belleza y Capitalismo

“Reducir la belleza de la vida a partes mecánicas y evaluar los árboles únicamente por su madera es una característica inquietantemente acertada de la mentalidad que domina nuestro mundo actual” Debido a Fritjob Capra en “La ciencia de Leonardo”

El capital no puede sentir la belleza, sólo la cantidad y las cosas, sobre todas, el dinero. De ahí que su estética sea tan pobre y el valor concedido a la misma, tan cutre.

Entradas relacionadas

12 comentarios en «Belleza y Capitalismo»

  1. Es tremendamente curioso, otra nueva curiosidad: Leonardo da Vinci no se había formado en ninguna Academia, era en gran medida un autodidacta que fue capaz de integrar arte y conocimiento dentro de la necesaria complejidad y diversidad del mundo que le rodeaba y que nos rodea. Sin embargo, la necesidad de homogeneidad y de discurso plano es lo que predomina en el mundo actual.

    El otro día pensaba sobre eso, y sobre la necesidad del sistema de remover lo vintage porque no tiene ya ni ideas primarias. En cuanto el diseño se ha hecho más importante que el arte, se acabó el arte, el conocimiento y el diseño.

  2. Si se valorasen las diferencias, si se valorase la diversidad, si se valorase la heterogeneidad …… es indudable que la sociedad sería más estética y más rica, en todos los aspectos, quizás menos en uno, en convertirlo todo en propiedad privada, es decir, en miedo, en represión y el simple, y por cierto, producto en gran medida, sobre todo las grandes fortunas, de la especulación y del robo, como muy bien aseveraba Proudhom.

  3. La belleza está ahí, en nosotros, en la naturaleza, en las flores, en los mares. Sobretodo, en los mares. No conozco nada tan estético, ni nada que me haya atraído tanto como sentarme en unas rocas al lado del mar y dejarme llevar por el sonido y la belleza del oleaje, siempre distinto, siempre de diferente intensidad y color …. siempre mostrándonos la belleza, como algo fácil de percibir y siendo como es la belleza, de alto valor,pero de bajo precio. Si, aquí siempre el valor es muy superior al precio ….. tal vez no tenga ningun precio ni ningún aprecio, pero es bellísimo. Y sólo muestro un mínimo ejemplo.

  4. Disfrutar de Venecia de noche … cuando los turistas se han replegado a sus moradas …. y sólo queda algún chapoteo de una góndola; o de la vista de Florencia desde el gran mirador que la contempla, justo a la hora del atardecer; o ……. La época de Leonardo, el Renacimiento primero, era un mundo lleno de belleza. Por eso, ahora, cuando nos acercamos a Italia, no llegamos a saber por qué, pero es siempre algo único para los sentidos y para el buen pensar. Sin embargo, y a pesar de la inmensa riqueza histórica que hay en la peninsula, qué diferencia …. no podemos sentirnos igual.Se han hecho las cosas, están ahí, pero hay poca belleza en nuestra cultura: somos brutos, como lo fueron nuestros antepasados los vándalos, los suevos o los godos, y tuvimos que guerrear tanto ….. hoy seguimos en guerra civil más o menos ….. que hemos ido construyendo cosas de gran valor, pero no se aprecia de la misma forma en nuestra cultura corta y excesivamente crítica y mesetaria.

  5. Dicen que Felipe II se cargó los bosques para construir la “armada invencible”, con objeto de toda la humanidad supiese que nuestra brutalidad estaba ya para siempre en el fondo del Canal de la Mancha, pero ni por esas quedó allí y aún encima nos inventamos que fue mala suerte. No, fue falta de conocimiento, fue ignorancia, fue incapacidad, fue un desastre, en el tuvimos la ocasión, una vez más, de aprender de los errores, pero seguimos sin aprender. Y sin aprender, no se puede llegar a aprehender la belleza, porque belleza y conocimientos corren integrados en una totalidad dinámica e interdependiente, que se autotransforma mediante la cultura y su transmisión de unos a otros. A mi me mintieron diciéndome que a la famosa y ridículo armada invencible la había hundido la mala suerte. Lamentable, que ni siquiera 500 años después no nos hayamos enterado de tantas cosas.

  6. Claro que los ejemplos que he puesto son españoles, pero ahora podrían recogerse en cualquier diario de cada día …. y en todos los sitios posibles. Todavía quedan algunos lugares con sentido de la vida, pero por desgracia el capital tienden a extinguirlos o a denigrarlos mediante las masificaciones.

  7. Porque la belleza está ahí, a tu lado, y si no la quieres ver es que no puedes verla, y si no puedes verla a tu lado, es que no podrás verla haciendo excursiones a cualquier otro mundo.

  8. He viajado un poco, mucho menos de lo que hubiera querido. Lo cierto es que he visto muchas cosas bellas, pero ha sido maravilloso cuando hepodido apreciar la belleza en las gentes, en su cultura, en sus palabras o en sus gestos. No se necesita ir muy lejos para que eso ocurra. El capital nos tienta a gastar innecsariamente nuestro tiempo y dinero para no encontrar más que guías bien formados que te cuentan unos cuantos cuentos y no te permiten ni siquiera acercarte a nadie, porque igual descubres la auténtica belleza, que no sólo es la empaquetada que te dan, sino que esta más visible u observable, pero no podemos verla o es parte del negocio que no la veamos.

  9. Lo que apuntas sobre Venecia me gusta. Porque hay belleza en el mar, la montaña..Esto son escuelas de belleza, refugios.
    Pero también hay belleza en la ciudad, en la máquina, en la ciencia…algunas veces.
    Pero raras veces podemos apreciarlo.
    Me pregunto cómo deberiamos incorporar esta capacidad de apreciar belleza en los proyectos educativos

  10. Quizás belleza en el aprendizaje es sentir que aprendes, que cada día vale la pena dedicar tiempo a participar, a conocer, a investigar, a seguir aprendiendo ….. es bello aprender … cuando se siente la necesidad de aprender y de enseñar, de participar y de difundir, de escribir y de escuchar, de sentir y de vivir …… es más que probable que sin que te guste aprender, porque te hayan mostrado ejemplos y te haya enamorado, es difícil que encuentres belleza en el aprendizaje ….. sólo cosas aisladas …. sin esa impresión que te produce, buena, mala o regular, encontrarte con cosas diferentes, con preguntas que te motivan a encontrar respuestas, con dejarnos llevar por la espontaneidad y la intensidad de cada momento, ante un libro, ante una pintura, ante una obra de teatro, ante una música por ejemplo como la de Rachmaninov o de Tchaikovsky o de Debussy o ……, ante una calle de El Cairo llena de “confusión” o más bien de multitud que no entra en confusión casi nunca, porque el caos no es tal, sino que se autoorganiza continuamente. Nos parece que todo va a acabar mal, pero no es fácil encontrar esos “choques inevitables” según nuestra simplona cultura occidental, que al final ni se produce o si se producen no es más que en nuestras carreteras.

    La belleza está en vivir,y vivir es aprender, y aprender es valorar lo que ha sido un error del que podemos seguir aprendiendo.

    No es preciso encontrar la belleza en un museo o en una sala de ópera. La mayoría de las veces están rodeándonos y no queremos darnos cuenta de lo que nos enseña mirar, escuchar y si puede ser, como hacía Leonardo da Vinci desde muy pequeño, escribir y representar lo que aprendía o lo que estaba todavía en mantillas y tenía que seguir comprendiendo.

    Qué buena idea llevar un diario, o varios diarios, escribir en cuadernos, volver a leer o releer libros o artículos que ya se habían visto, pero ahora descubrimos otras cosas que no habíamos visto, ….. es una maravilla que nuestra reflexión o autoreflexión se lleve a la escritura.

    Hoy me sorprendía de que en Linkedin, y ya no digamos en otras redes sociales, nadie reflexione escribiendo, sino recogiendo fotos o mensajes de la misma red, y saliendo en la foto de la correspondiente red. Es más, tengo la seguridad de que pocas personas hacen como tú, que leen lo que otros han escrito. La mayoría no lee, sólo mira los titulares, dice que lo ha leído, aparece en las estadísticas y se queda tan tranquilo. Parece que saliendo en las estadísticas ya uno aprendiese. ¿Qué se trata de disfrutar de la belleza de aprender y aprender o un simplón postureo, de “estar al día”, “ser cool” y todo eso de lo que llaman los psicoanalistas el “como si”?

  11. Muchísimas gracias, Santiago. Tenemos que vernos este otoño. Por supuesto, estáis invitados para cuando queráis ….. ya sabes que en primavera intentaremos montar el VI Encuentro y me gustaría que me aportases cosas para organizarlo. Queremos montar un panel especial sobre Metodologías de aprendizaje para idiomas y otra sobre Comunidades Sociales …. pero si se te ocurre algo, me gustaría escucharlo. Tú siempre tienes grandes ideas, y ya hemos participado en algunas acciones conjuntamente, que cuando eran organizadas por tí, eran mucho más interesantes. Gracias, gracias también por tu amistad.

Responder a Santiago Guillen Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *