“Hoy no interesa progresar, sino tener éxito. No espero encontrar al hombre perfecto. Me contentaría con hallar a un hombre de principios. Pero es difícil tener principios en estos tiempos en que la nada pretende ser algo y lo vacío pretende estar lleno”. Nos asevera Confucio, un personaje de hace más de 2.600 años. ¿Han cambiado mucho las cosas?. Sigue leyendo, si quieres, y comenta y profundiza.

Leer más