Hoy tuve un gran reencuentro con tres compañeros en el escenario de la lectura de una tesis doctoral.

Antonio Palazuelos hizo la tesis sobre su México querido con mi dirección y pronto se incorporó como profesor a mi mismo departamento. Ahora está jubilado como yo, y este año lo veo menos, porque ya ha “devuelto” y liberado su despacho que ha estado durante años enfrente del mío.

Paco Alburquerque no sólo era y estudiaba en mi curso, aunque sus dificultades con el franquismo le hicieron retrasar en un año su licenciatura, sino que hemos colaborado y escrito juntos varios libros, artículos y hasta confeccionamos en común una revista, de la que publicamos varios ejemplares. Hoy recordábamos que nos fuímos de camping a Galicia para hacer una visita a Beiras, que estaba veraneando en Bueu, cuestión de la que he escrito en el prólogo a “Crecimiento económico y crisis estructural en España” que edité en 1981, y donde él también fué parte de los autores que habían escrito cosas interesantes sobre el periodo 1960-80 en España. Nos hemos reencontrado muchas veces, porque aunque caminamos por vertientes diferentes, nos hemos tratado siempre tan bien, que nunca hemos renunciado a la amistad y a la colaboración.

José M. García de la Cruz era y sigue siendo una persona entrañable. Fuimos compañeros de cátedra en los setenta-ochenta y participamos en la creación del grupo de Economía Crítica, junto con otros compañeros, allá por los comienzos de los ochenta. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos. Sabía de su trabajo en la UAM, pero en muchos años no hemos tenido oportunidad de coincidir. Supongo que la razón hay que encontrarla en mi carácter, porque siempre que hemos compartido algo, Manolo es maravilloso.

Hoy pudimos abrazarnos, y luego compartir criterios sobre la tesis leída,y he podido disfrutar de escucharlos en sus consideraciones sobre la tesis y otros temas, dado que después, como es común, compartimos mesa con el doctorando, ahora ya doctor, y con otros buenos compañeros y amigos, como Omar de León u Oscar Zapata de la Carlos III, nuevo en relación conmigo, pero pienso que no será la última vez que nos encontremos. Me ha encantando conocerlo. Un placer.

Total que Jhony Velásquez, un chico inteligente y constante, de Arequipa, Perú, nos ha dado, me ha dado, la gran oportunidad de reencontrarme con muchos compañeros, y también amigos. Gracias y enhorabuena Jhony.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *