Aunque en estas “fiestas” todavía estamos más ocupados y estresados que lo normal, lo cierto es que aún teniendo poco tiempo disponible, piensas en muchas cosas. La familia te comparte, los amigos te felicitan, la gente te desea -aunque sea formalmente- lo mejor, y todo parece caminar por una senda idílica y peculiar.

Hoy no he parado desde que me he levantado, aunque me resulta difícil contar algo de lo mucho que me ha sucedido a lo largo de este largo e intenso año que ahora, al menos ya en cuanto a la luz, acabamos de doblar. Porque, eso si, suelo decir y a veces se cumple, que la renovación del ciclo solar hacia una curva alcista, también me da ánimos y más o menos cuando empieza el año lunar chino, empiezo a recuperarme de la “dormida” en la que me había adentrado en el final del otoño.

Espero mediados de enero, no por las rebajas que últimamente no me animan demasiado, sino porque esa renovación solar se empiece a producir y podamos sentir los brotes de un nuevo ciclo, siempre diferente, pero siempre con algunas cosas que parece -sólo parece- que se repiten.

Este próximo año, además, es en principio esperanzador, también social y políticamente. Al menos, el movimiento Podemos ha despertado a los partidos “popular” y “español” en el camino de una renovación más que necesaria si no queremos sencillamente morirnos en nuestras propias cenizas. Y así ha sido, han aparecido o reaparecido o tomado fuerza los Guaynem, los Anova, …. la sociedad levanta la cabeza, como un brote, como los que ayer veía al pasear cerca de mi casa ….. han caído las hojas del miedo y empezamos a ser otra vez ….. aquellos que pensamos que es posible renovarse …. innovarse y soltar esta piel casposa donde nos hemos movido en los últimos tiempos.

No es que yo tenga demasiadas esperanzas, y sí mucha más rabia e indignación y razones vinculadas, pero al menos muchas voces se levantan para hablar y mostrar que no sólo somos un país triste y decadente -que lo somos, dramáticos ya lo creo, y decadentes. también-, sino que vivimos en un momento de renovación social y ese momento nos empieza a conferir algunas esperanzas que no “veíamos” hace un año.

Sólo desearos: que lo paséis bien estos días, que no sean demasiado cansados, y que acaloréis vuestras conversaciones en la mesa con amigos y familiares, eso quiere decir, entre otras cosas, que queremos estar vivos y vivir intensamente ….. todavía.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Esperando …..»

  1. Comparto, querido amigo esas esperanzas.También siento que estamos en el comienzo de un tiempo de renacimientos. Disfrutémoslo, porque es la etapa más intensa y pletórica del ciclo de la vida y también del ciclo de la “construcción social”. Que el futuro nos encuentre con el tono alto.

  2. Comparto, querido amigo, esas esperanzas.También siento que estamos en el comienzo de un tiempo de renacimientos. Disfrutémoslo, porque es la etapa más intensa y pletórica del ciclo de la vida y también del ciclo de la “construcción social”. Que el futuro nos encuentre con el tono alto.

Responder a Omar de León Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *