Bueno, el Sistema Capitalista está lleno de contradicciones, pero para no dar mucho la vara, unas preguntas:

¿Acentuar las desigualdades favorece los negocios?

¿Reducir el bienestar social (wellfare state) “anima al mercado”?

¿Desertizar las tierras es bueno para la economía?

¿El cambio climático es una “nueva oportunidad”?

etc. etc.

Dicen los periodistas que toda pregunta tiene respuestas, y que las preguntas no son buenas ni malas, sino las respuestas …… como juego podemos buscar respuestas.

Entradas relacionadas

6 comentarios en «Contradicciones»

  1. No soy persona que eluda el compromiso de expresar mi postura.

    Si, las desigualdades pueden favorecer a algunos negocios, sobre todo los enfocados a las clases acomodadas, pero los límites de los mismos son evidentes, sobre todo, si el proceso sigue acentuándose, como viene ocurriendo con tanta fuerza desde hace treinta años o así, vamos desde que los llamados neoliberales -yo propondría llamarlos como ya se ha hecho neocon, les define mejor en cuanto a la ideología que sustentan- han tomado el discurso absoluto, el poder absoluto. Esto es más triste -es una hipótesis- que en la época del nazismo, fascismo y demás.

  2. Toda privatización anima a los que la han promocionado y la aprovechan, es decir, a los buitres que hablan de lo que no tienen, ni siquiera tienen vergüenza, para aprovecharse de los precios “de risa” a que consiguen sus privatizaciones, y con las garantías estatales que las consiguen, que les permiten hacer inversiones seguras, pero seguras.

    Recuerdo a la ITT en 1924 cuando se hace con la concesión de la telefonía en España, monta su desamortización de todas las telefónicas que había, es decir, las compra a precios de risa -tenían obligatoriamente que venderlas a la nueva monopolista-, se salta hasta las leyes -bueno, eso es algo muy común, y sino sólo hay que mirar la explosión de paraísos fiscales o semis, como Luxemburgo u otros, que parece que no lo son, pero lo son-, y se asegura en el contrato “ilegal” que monta con el Estado que le devolverían la inversión con réditos y en oro, cosa que cuando quiere, hacia 1945 materializa con el “oro de Moscú” que todavía estaba en las arcas del Banco de España. Miren la historia. Un negocio único.

    Por no irnos tan lejos: Qué poco faltó para que el mafioso ese del juego que quería montar un chiringazo en Madrid, lo consiguiera y lo que implicaba de aseguramiento de la inversión, o lo que ha conseguido montando almacenes submarinos el dirigente máximo del Real Madrid.

    Si el Estado -es decir, el presupuesto que aportamos todos en cualquier país- no asegura una gran inversión -no me refiero a su calidad, sino a su cantidad-, no se invierte. Y si no lo creen, miren al “pobre Obama” lo que le cuesta que sus ricos inviertan en su tierra, excepto si les asegura “el oro y el moro” y aún así con bajo nivel de empleo añadido.

    Podría decir muchas barbaridades más …… pero para qué …. son tan evidentes.

  3. Toda privatización anima a los que la han promocionado y la aprovechan, es decir, a los buitres que hablan de lo que no tienen, ni siquiera tienen vergüenza, para aprovecharse de los precios “de risa” a que consiguen sus privatizaciones, y con las garantías estatales que las consiguen, que les permiten hacer inversiones seguras, pero seguras.

    Recuerdo a la ITT en 1924 cuando se hace con la concesión de la telefonía en España, monta su desamortización de todas las telefónicas que había, es decir, las compra a precios de risa -tenían obligatoriamente que venderlas a la nueva monopolista-, se salta hasta las leyes -bueno, eso es algo muy común, y sino sólo hay que mirar la explosión de paraísos fiscales o semis, como Luxemburgo u otros, que parece que no lo son, pero lo son-, y se asegura en el contrato “ilegal” que monta con el Estado que le devolverían la inversión con réditos y en oro, cosa que cuando quiere, hacia 1945 materializa con el “oro de Moscú” que todavía estaba en las arcas del Banco de España. Miren la historia. Un negocio único.

    Por no irnos tan lejos: Qué poco faltó para que el mafioso ese del juego que quería montar un chiringazo en Madrid, lo consiguiera y lo que implicaba de aseguramiento de la inversión, o lo que ha conseguido montando almacenes submarinos el dirigente máximo del Real Madrid.

    Si el Estado -es decir, el presupuesto que aportamos todos en cualquier país- no asegura una gran inversión -no me refiero a su calidad, sino a su cantidad-, no se invierte. Y si no lo creen, miren al “pobre Obama” lo que le cuesta que sus ricos inviertan en su tierra, excepto si les asegura “el oro y el moro” y aún así con bajo nivel de empleo añadido.

    Podría decir muchas barbaridades más …… pero para qué …. son tan evidentes.

  4. Un sistema como éste sólo favorece el egoismo,y se monta sobre él. A nadie le preocupan los demás, más que si es tan grave que hay que dar unos centavos para cubrir la necesidad manifestada. El cambio climático ya es, pero será más, sencillamente porque es inevitable, sí, es inevitable y los más perjudicados seremos todos, la humanidad como conjunto, porque la naturaleza cambiará pero sobrevivirá …. ¿en qué condiciones tendremos que hacerlo los humanos? Difícil conocer la bola de cristal del futuro, pero preocupados, muy preocupados nos tienen, a todos los que sabemos que nos estamos metiendo en un callejón sin salida.

  5. Claro que parece que se disfruta viendo como nos destrozamos unos a otros, como buscamos una supervivencia con tan poco futuro. En fin, a veces, es mejor no reflexionar …. los médicos acaban pensando que hay que tomarse un valium o lo contrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *