Una experiencia de hace tiempo

Una experiencia innovadora

Las cosas rodaron bien o muy bien. Ha sido una semana muy intensa para mí, porque me encontraba con dos grupos nuevos, uno de profesores de la Universidad Politécnica de Madrid, cuyos grupos de innovación educativa incipientes, tenía que ayudar a dinamizar; e inmediatamente después, coger el AVE y trasladarme a La Rábida para encontrarme con vuestro grupo, con un grupo heterogéneo de latinoamericanos que se han atrevido y arriesgado a recuperar parte de su sentido y proyecto a partir de una Maestría de Desarrollo Económico de America Latina. Un encuentro de profesionales del otro lado del Océano, en el Este, en vuestro naciente. Cuando llegué el día anterior a La Rábida llovía, una tormenta se cernía sobre el cielo onubense y descargó ampliamente durante la noche. Tengo que reconocer que, a pesar de ser de origen gallego, no me gusta mucho la lluvia, el tono gris que conlleva casi siempre me nubla la inspiración y en cierto modo, deprime mi energía, que como creo habéis comprobado es mucha. Además, había llegado tan tarde, que sólo había podido hablar con Omar.

Un grupo totalmente nuevo, un día lluvioso, una perspectiva de todo el día trabajando, ….. Llegué como siempre temprano. Es una manía y al tiempo un comportamiento de respeto, siempre tengo que llegar antes de la hora. Eso hace que siempre tenga que esperar, pero no me importa, mi sentido de la responsabilidad me impide llegar tarde o no llegar. Poco a poco fuísteis llegando …… y empezamos. Al principio, como ocurre siempre, fue más difícil, pero en cuanto el espacio se fue ampliando grupalmente, las cosas empezaron a discurrir por donde normalmente discurren: hacia la sonrisa, la satisfacción, el interés y la motivación. Fuimos caminando, sin prisa, pero sin pausa, hacia un final prometedor que se produjo por la tarde, cuando todos los presentes estábamos profundamente motivados con empezar a cambiar cosas que nos rodean, a empezar a atrevernos a mejorar el tono de los problemas más inmediatos, y a autoproponernos o intentar combinar en proyectos que tendiesen a resolver los problemas a largo plazo que azotan a nuestras sociedades. Total, que la cosa termino muy bien, en realidad, no termino, sino que era el principio de un nuevo proyecto, el principio de un sinfinal …. porque no es posible abordar todos los problemas que tendríamos que resolver, y mucho menos al mismo tiempo. Siempre estaremos en necesidad y en escasez, y en ese sentido, siempre será necesario que nuestras voluntades y nuestros conocimientos aporten un grano de arena más en el proceso de mejorar la vida de nosotros mismos, de los nuestros y, por qué no, de aquellos que no lo son, pero que también están y pueden necesitar innovación y apoyo.

De todo esto, salió un blog, un blog para compartir ideas, conocimientos, aprendizajes, proyectos, realizaciones, ….. un espacio para el intercambio, un espacio para la innovación, un espacio para el conocimiento, un espacio para sentirnos parte de un todo y proyectarnos más fuertemente hacia la superación del paradigma que tantas veces nos impide ser lo que soñamos.

Solo me gustaría agradeceros y ponerme a disposición vuestra. Si puedo ayudaros en el desarrollo de este espacio grupal o en algun proyecto, no dudéis en contar conmigo. Aunque ya “viejo”, no lo soy de espíritu ni de ganas de mejorar y de ayudar a los demás. Espero que seáis muy felices y por supuesto, aquí quedo a vuestra disposición. Mi mail de contacto es: europe@aldebaran8.com ó innovacion2005rob@gmail.com . Mis webs creo que ya os las presenté, pero pueden quedar mejor aquí reflejadas, www.robertocarballo.com ; www.robertocarballo.net ; www.innovacioneducativa.net y www.aldebaraninnovation.com .

Gracias por todo y mucha suerte, y sobre todo, mucho conocimiento, Roberto Carballo

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *