Un comentario en «De la realidad a lo posible»

  1. Unos buenos propósitos, algunos de ellos más posibles, otros menos, pero en todo caso, necesarios para reformar la burocratización e institucionalización de la enseñanza y transformarla en un espacio de aprendizaje basado en la autonomía y el autodesarrollo.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *