Deconstruir (IV)

Innovar no es dar un salto en el vacio, no es cambiarlo todo … no es partir de nada para llegar a algo …. ni hablar …. innovar es partir de lo que tenemos, convertir a los maestros en guías de nuestro proceso, pero sin quedarnos en la nostalgia de su recuerdo, sino actualizando y promoviendo sus enseñanzas en nuestra realidad.

Confucio.gif

Ser buenos maestros es ser buenos discípulos …. los maestros no nacen de la nada, sino que se forjan en la paciencia del proceso de aprendizaje y de conocimiento. Encontrar verdades nuevas en el saber antiguo …. es imprescindible para aprender a respetarnos a nosotros mismos, y dejar de vivir en el día a día, agobiante del stress y de la prisa, y de creer que lo que hacemos es la primera vez que se hace, de nuestra sociedad narcisista …. Un poquito de humildad …. para saber que hemos aprendido, pero muchos antes nos han enseñado. Saber agradecer, y reconocer de la mejor manera posible, haciendo renovable y deconstruible el discurso ….. Hoy no es igual, ya lo creo que no, pero también se podría decir como los fractales que se repiten las cosas …. aunque no sean las mismas …. El fractal curiosamente está vinculado al caos, a la teoría del caos, y sin embargo, es una especie de repetición bajo nuevas formas ….. Siempre lo he dicho: los países o las culturas que saben respetar su tradición y por tanto, a sus maestros, son las primeras en provocar el cambio, la innovación, y constituirse en grupos identificados con la idea de progreso.

Habría que añadir a la frase de Confucio, que un buen maestro facilita conocimiento del que es posible derivar muchas aplicaciones que resuelven necesidades …. Un buen maestro no se cualifica como erudito, sino también como alguien práctico, que sabe de la vida, y lo que sabe, se puede aplicar o al menos, se pueden encontrar inmediatamente por él o por otros, aplicaciones que resuelven necesidades sociales. No vale con quedarse en pensamientos …. son maestros porque no han sido sólo pensadores, sino que han pensado su sociedad, han pensado su realidad, y la han pensado porque han sentido la indignación de cómo era, y les ha parecido que había que comprenderla para poder cambiarla, transformarla, deconstruirla.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.