¿Aprender vs Pensar?

“El que aprende, pero no piensa, se pierde. El que piensa pero no aprende está en gran peligro” Este Confucio es la monda, realmente es alucinante, o lo han hecho alucinante sus traductores.

¿Es posible aprender y no pensar? Pues si, es más que posible. Es más, diría que es lo más común. Se aprende mucho, se llena uno de cosas, de conceptos, de constructos, de modelos, de teorías …. y luego, ¿qué? pues un batiburrillo, como diría un castellano, un follón. ¿Quién pone las cosas en su sitio? ¿Cómo organizarlo todo? Muchas veces, es mejor abarcar menos, y pensar mejor y más. Muchas cosas de golpe, o para exámenes, es casi igual a una ristra de cosas que se van a olvidar fácilmente. A mí siempre me ha resultado mejor volver a leer un libro, que leer uno nuevo o hasta nueve o diez nuevos. Cada relectura te permite comprender mejor, acomodarte mejor en lo que el autor quiere decir, trabajar más profundamente lo que el autor dice o diríamos casi todos, porque un autor cuando escribe es “casi todos”. Bueno, eso pienso, tal vez esté equivocado, pero me da buenos resultados y muchos aprendizajes.

Como dice Confucio pensar sin aprender es un peligro. Ya lo creo que lo es …. el cerebro está lleno de ramificaciones, de interrelaciones, de complejidad, y hay que digerir las cosas. Cuando se piensa demasiado y no se pone nada en práctica, es terrible, porque el pensamiento acaba agobiándonos, sino deprimiéndonos. Estamos llenos de ideas, que se mezclan en una complejidad inabarcable, y no podemos ni poner nada en práctica, ni ordenarlas con un cierto sentido. Nuestro “orden” es en cierto modo, nuestra manera, nuestro estilo de aprender. Por eso es un peligro, el peligro de “perder la cabeza”, teniendo demasiada cabeza.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *