¿Quién tiene que cambiar?

Con los años, he ido pensando que éramos nosotros los que teníamos que cambiar … que los chicos -los estudiantes- siempre venían renovados, cambiaban algo, pero eran de la misma edad …. y nosotros sin embargo nos íbamos haciendo viejos, y en esa medida, si no compensábamos que éramos más viejos con una innovación en sentido contrario, quedaríamos tan desfasados que al final seríamos algo así como “pequeño y despreciable”, como era el famoso epsilón de las funciones econométricas.

Por eso, y porque tenemos que hacernos siempre los primeros responsables, es por lo que si no evolucionamos …. morimos. Y yo he planificado no morir hasta que vea algunas cosas cambiadas …. porque la institución es muy perversa y acaba destruyéndonos como a un ratón que se mete en una pota con agua templadita … y se pone el fuego, y el pobre ratón acaba muriendo en el calorcito, pero muere. No pienso entrar en la pota con agua para hervir … si muero, que moriré, lo haré “con las botas puestas” y siendo siempre el máximo responsable.

… y poniendo todo mi amor en esos chicos que todos los años son de la misma edad … aunque diferentes. … y que me impresionan siempre …. porque impresiona la capacidad que tienen en sí y que nosotros queremos modificar … y limitar. Si, impresiona ver como crecen, cuando les dejas crecer; como aportan, cuando les dejas aportar; como comparten, cuando les dejas participar; cómo buscan, cuando no les dices lo que tienen que leer y hacer; cómo se aventuran, cuando les dejas autonomía y libertad.

Por eso, no puedo más que sentir que amándolos, dejándolos crecer, incitándolos a participar, ….. ellos consiguen grandes logros, a través de sus propias competencias y capacidades, que casi nunca les dejaron mostrar, pero que cuando tienen oportunidad vuelan como los pájaros, corren como un guepardo o una gacela y te sorprenden siempre, siempre, siempre.

¿Por qué no dejarlos aprender? ¿Por qué no facilitarles las cosas? ¿por qué no nos concentramos en perfeccionar su método, en lugar de decirles lo que tienen que responder o que reproducir, como si fueran un magnetofón? ¿por qué? ¿por qué? ……

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *