GEMA o la importancia de integrar

Carmelina de Lozano desde el Salvador y la FEPADE comenta mi artículo Aprenda metodologia investigando (4) y dice:

>”Investigar, contrastar y atreverse, he ahí una teoría atrevida que debe intentarse en el día con día de los estudiantes, es la mejor manera de enfrentarse al mundo retador y cambiante del siglo actual, saludos Roberto, muchos éxitos

El halago me motiva y escribo:

Tienes razón cuando confirmas en un sentido tan necesario.

En la práctica, uno de los mejores, por no decir, el mejor espacio de aprendizaje que podemos montar los profesores, es un espacio de investigación-aprendizaje.

Un espacio en el que ellos formen grupos de investigación, busquen, localicen, materiales, los relacionen, los prioricen, les den sentido explicativo y/o descriptivo, forjen hipótesis y re-descubran lo que la sociedad científica ya ha descubierto, hagan un redescubrimiento, para ellos aprendizaje, pero en ese redescubrimiento perciban las sensaciones y vivencias del descubrimiento,del aprendizaje como investigación-descubrimiento, y en este deconstruir se emocionen, se motiven, y quieran seguir haciéndolo y sobre todo, consolidando aprendizajes metodológicos, quieran seguir aprendiendo para siempre.

Desde hace treinta años trabajo bajo estos planteamientos que me han llevado cada vez más a formas de autoaprendizaje en grupo, siendo el pivote central la investigación, aprender a investigar, motivarse investigando, y aprendiendo método científico, y aplicándolo en su área de investigación.

La generación de espacios comunes para que todos puedan aprender de todos, es igualmente una gran aportación, siempre que los que en cada momento observan tengan que analizar lo que ellos no han investigado, pero sí otros, y lo vean a la luz de las posibilidades que se le plantean a cada grupo por los otros, de tal forma, que el conjunto de grupos de investigación abarque un área de programa que es más amplia que la que nos podíamos proponer desde el punto de vista tradicional, siendo los profesores los actores y los alumnos los escuchas y repetidores de contenidos. Aquí, cada grupo investiga un área de trabajo, logra un buen resultado, a veces, buenísimo; luego lo presenta por escrito y de acuerdo con principios de escritura académicos, más tarde lo presenta en el aula, con sus compañeros tomando notas, aprendiendo, y luego estos aprecian por escrito y en sus blogs respectivos lo que han aprendido con sus compañeros. Todo acaba cerrándose con la publicación de las aportaciones en el blog de blogs (un lugar donde todos los participantes en el aula nos encontramos mediante nuestras aportaciones indirectas en el blog de cada uno).

Investigar en grupo tiene la ventaja de contrastar y hacer efectivo el atrevimiento, que no hace posibles excesos, y sí aprendizajes masivos en base al intercambio de ideas, materiales y relaciones entre los miembros del grupo, y también de los otros grupos.

Por otra parte, investigar-aprender en grupo aumenta extraordinariamente la calidad de los trabajos y consecuentemente, la calidad de la enseñanza compartida. Los aprendizajes se comparten, y con ello conseguimos que varios grupos puedan tener su recorrido y los otros uno diferente, lo cual redunda en una mayor riqueza de aprendizajes compartidos.

Y como he dicho en mi post, investigar es el principio de sentirse parte de la vida, del aquí y ahora, del hoy y de sus consecuencias, ¿por qué? porque sus aplicaciones son directas y profundas y afecta no sólo a nuestra forma de aprender, sino también en muchas ocasiones a nuestra forma de vivir.


Los profesores somos los que tenemos que hacer efectivo un cambio en las formas educativas, caminando hacia metodologías que a partir de la libertad y la cooperación entre los estudiantes, se forje un aprendizaje sólido y diverso, complejo, y al tiempo, motivador, investigador, innovador.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *